Puedo Hacer Ejercicio Durante El Embarazo - Sana y Hermosa

Es recomendable que las mujeres embarazadas realicen ejercicio moderado y de forma regular, especialmente durante los primeros dos trimestres, ya que ayuda a prevenir un incremento de peso excesivo y disminuir el riesgo de padecer algunas enfermedades, como la diabetes gestacional.

El ejercicio hará que la mujer embarazada se sienta mejor, aliviando dolores de espalda, favoreciendo el movimiento intestinal e incrementando la fortaleza de algunos músculos que intervienen en el parto y su recuperación.

Antes de iniciar cualquier actividad física, consúltelo con su médico, para revisar si existe riesgo de parto prematuro, padece alguna enfermedad o existe alguna condición médica que se lo impida.

¿Qué tipo de ejercicio puedo realizar durante el embarazo?

La mayoría de las mujeres embarazadas pueden hacer ejercicio moderado durante 30 minutos, todos o casi todos los días.

Los ejercicios recomendables son: caminata, bicicleta fija, aeróbicos de baja intensidad, yoga y natación. Esta última es particularmente atractiva, ya que otorga la sensación de que el cuerpo no pesa.

Si ya realizaba habitualmente algún deporte, revise con su médico si lo puede continuar o debe modificar su rutina. Por el contrario, si no realizaba con anterioridad ejercicio alguno, es conveniente que lo haga gradualmente; por ejemplo, inicie con 5 minutos diarios e incremente 5 cada semana hasta llegar a 30 minutos. En ninguno de los dos casos deberá extralimitarse.

¿Qué ejercicios debo evitar durante el embarazo?

Todas aquellas actividades físicas que impliquen movimientos bruscos, caídas, carga de peso adicional y golpes en el abdomen, tales como: juegos con raquetas, baloncesto, esquiar, montar a caballo, bicicleta de montaña y buceo. Asimismo, debe evitarse el uso de aguas termales y jacuzzis, por el incremento en la temperatura corporal.

Tampoco es aconsejable hacer ejercicios en los que tenga que permanecer boca arriba, ya que pueden interferir con la circulación sanguínea.

 

¿A qué debo prestar atención mientras hago ejercicio?

Deberá prestar atención a las señales que le envíe su cuerpo. Si siente cansancio, dificultad para respirar, palpitaciones, dolor de cabeza, mareo o dolor de espalda, deberá detener la actividad que está realizando.

En caso de que presente alguno de estos síntomas: salida de líquido por la vagina, hemorragia vaginal, dolor o falta de aire inusual, contracciones uterinas, disminución de los movimientos fetales o dolor en el pecho, deberá suspender cualquier ejercicio y contactar de inmediato a su médico.

 

Dr. Sergio Estévez González

Ginecólogo / Biólogo de la Reproducción Humana

Director de Diagnóstico y Tratamiento en Salud Reproductiva

Director de Ob´s