La Camisa del Caballero

Independientemente del estilo y los colores de camisa que acostumbre adquirir tomeen cuenta unos puntos básicos para la elección de la buena camisa del caballero.

Una buena camisa lleva unas varillas de quita-pon siempre y cuando su cuello lo requiera. Este es el caso del cuello inglés o el del cuello italiano. En cambio no son adecuados para los cuellos blandos de las camisas con cuello de botones. Generalmente, las varillas son de plástico aunque algunos camiseros ofrecen varillas de latón. Pero sin importar el material, las varillas dan al cuello la curvatura necesaria y evitan que se levanten las puntas, en especial cuando la camisa se lleva con corbata.

Una buena camisa debe de llevar botones de nácar, estos botones son tan duros que pueden romper una aguja de máquina de coser.

En el ángulo entre la parte delantera y la trasera, a menudo se pone un trozo de tela triangular de refuerzo. Encontrarás este detalle en todas las buenas camisas, pero tan solo hay un camisero que lo utiliza como instrumento de marketing: Thomas Pink. Sus camisas siempre tienen un triángulo de tela de color rosa para recordar en todo momento al propietario la marca de la prenda.

En las buenas camisas la unión de la manga y el puño presenta varios pliegues. A menudo hay un  pequeño botón adicional por encima del puño que evita que la camisa se abra por el lado, algo que siempre queda muy feo, y que, cuando está abierto, permite subir mejor las mangas. En las camisas de calidad superior, el ojal está puesto en horizontal y no en vertical. Evidentemente, en las mejores camisas ese ojal, al igual que los demás, está cosido a mano.

Cuantas más puntadas tenga una costura, mayor aguante tendrá. Una buena camisa cuenta con unas 8 puntadas por cm. Siempre se cose con una única aguja o single needle, incluso en costuras dobles paralelas. La ventaja de esto es que las costuras son más precisas y que el tejido que hay en medio no se arruga al lavarlo. En camisas de calidad inferior, para las costura dobles se utiliza una máquina con dos agujas que consigue una costura paralela en la mitad del tiempo.

En las buenas camisas no se ahorra tela para evitar que sobresalgan del pantalón, tanto por el lado como por detrás. La pieza trasera suele ser ligeramente más larga que la de adelante. Así se consigue que esté bien puesta incluso al agacharse. El largo se considera correcto cuando al andar ambas partes son igual de largas.

Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

¿Cómo Cuidar La Ropa De Hombre?

Cómo Cuidar La Ropa De Hombre - sana y hermosa

Sin importar la profesión o actividades que tenga, el cuidar la ropa y los accesorios denota pulcritud y una buena imagen ante los que lo rodean, Aprenda a cuidar su ropa para que le dure por mucho más tiempo, solo siga estos breves consejos.

  1. Los pantalones, de la tela que sean, deberá de colgar de cabeza, es decir, con un gancho con pinzas cuelgue los pantalones del área de los tobillos, con esto ayudará a que se estire la tela por el peso y evitará su  planchado constantemente, impidiendo el desgaste de las fibras.
  2. Todos los zapatos deberá de dejar fuera de su caja y con una horma (de preferencia de madera) en su interior para evitar que se deformen por la humedad que el cuerpo produce. Esto ayudará a mantener su forma original y evitar malos olores al no encerrarlos para su guardado y permitiendo su ventilación. A menos que se haya mojado con un charco deberá de seguir las mismas instrucciones pero dejarlos en un espacio que tenga buena corriente de aire e introduciendo hojas de periódico para que estas absorban más pronto la humedad. No retirar el periódico ni las hormas hasta su total secado.
  3. Mantenga bien hidratada la piel de los zapatos con ceras o lubricantes especiales para este accesorio, ayudará a que se mantengan siempre relucientes y den buen aspecto a la persona que los lleva puestos. Está demostrado que las mujeres se fijan de los hombres, en sus zapatos y determinan el tipo de personas que son basándose en la calidad, aspecto y cuidado que dan a estos.
  4. Mantenga siempre bien cocidos los botones y bastillas de la ropa. Eso denota pulcritud en la persona que lo viste.
  5. En los hombres, los pantalones de vestir pueden llevar raya planchada en el centro, evite que sea una raya sin forma recta. Si no sabe cómo plancharla evítela o lleve su ropa a una planchaduría o tintorería.
  6. Lo ideal al planchar una camisa es que no lleve raya marcada en hombros ni mangas, luce mucho más elegante.
  7. Si usted usa mancuernillas deberás de guardarlas siempre en bolsitas afelpadas o en su estuche para evitar que se rayen.
  8. Las corbatas deberán de guardarse estiradas en ganchos especiales para corbatas o en ganchos de ropa afelpados que eviten que estas se resbalen. Si no tiene estos implementos puede guardarlas en un cajón pero no dobladas; enróllelas para que no se maltraten o rompa la seda de las corbatas. Y siempre llévelas a la tintorería para su limpieza nunca las lave en casa.
  9. Las camisas que sean de hombros más anchos que el gancho de metal deberán de colgarse en ganchos afelpados o forrados en tela tipo terciopelo, así no se deslizarán de este implemento y no se deformarán o marcarán. Los sacos y chamarras los colgará en ganchos de madera o que sean muy gruesos del área de hombros.
  10.  Si utiliza portafolio, de vez en cuando pásele un trapo suave y húmedo para quitarle las manchas. Si la piel y las instrucciones de este lo permiten pásele un poco de cera sin color para mantener bien hidratada la piel. No lo guarde parado, procure que este quede acostado para evitar que se deforme.
  11. Los suéteres y camisas de telas gruesas no se deberán de colgar ya que los ganchos o pinzas pueden marcarse al caer la tela por el excesivo peso deformándolas para su puesta. Déjelas en un área plana dándoles forma antes de ponerlas a secar.
  12. Evite el uso excesivo de suavizantes de telas, ya que aunque dejan la ropa con un aroma delicioso y muy suave al tacto pueden desgastar las fibras haciendo que la ropa dure menos tiempo.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Los Zapatos Masculinos

Zapatos Masculinos

Los zapatos son una parte esencial del vestuario tanto masculino como femenino, aunque aquí nos fijaremos en el vestuario masculino, diferentes tipos de calzado y recomendaciones.

  1. Los zapatos que llevan cordones o agujetas son los que más se utilizan ya que son los mejor combinables con estilos clásico o tradicional y en vestuarios de etiqueta.
  2. Los zapatos del caballero también vienen en colores variados, sin embargo para vestir de manera formal se recomiendan los colores oscuros y de manera obligatoria para los eventos de etiqueta.
  3. Los zapatos de charol son exclusivos y obligados para cuando se utiliza un smoking, estos deben de ser negros y llevar agujetas o cordones.
  4. Los zapatos deben de lucir siempre limpios, en buen estado y no solo me refiero a los zapatos en su piel, también deberán de cuidarse los cordones, accesorios y hebillas. Es recomendable utilizar hormas siempre que se vayan a guardar los zapatos para evitar que éstos se deformen y conserven su forma. Las hormas de madera, ayudan a controlar y absorber cualquier tipo de posible humedad de la piel del zapato.
  5. El calzado es muy importante, pues diversos estudios sociológicos han demostrado que muchas personas en lo primero que se fijan, o una de las primeras cosas en la que ponen su atención es en el calzado de la otra persona. Por eso es muy importante causar una buena impresión con cuidados y el mejor presupuesto que podamos invertir.
  6. Los zapatos, sobre todo los de vestir, deben ser finos, de piel y de suela delgada; si además son cosidos a mano, mucho mejor en cuanto a calidad y duración. Actualmente la moda está “imponiendo” zapatos de suela muy ancha, que son menos elegantes para vestir.
  7. Para combinar de forma correcta un zapato, es adecuado que haga juego (combine) con el cinturón; en la medida de lo posible, hay que procurar que los calcetines tampoco desentonen con los zapatos. Los colores oscuros de calcetines suelen ir bien con casi todos los colores de zapato. Cuando no se sepa que calcetines usar, los negros serán la mejor opción.
  8. Los zapatos mocasines, náuticos y otros modelos similares no se utilizan para vestir de traje o de etiqueta. De igual manera, que no es nada elegante el uso de botas o botines cortos, sandalias y cualquier tipo de calzado no clásico con este tipo de vestuario.
  9. El calzado deportivo solo se deberá de utilizar para hacer deporte o vestir de sport en zonas deportivas o de recreo.
  10. Evítense los zapatos rayados, con suelas gastadas, mal pintados (o boleados), con mal olor, puntas levantadas o con los tacones gastados.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

¿Qué Vas A Hacer Cuando Seas Grande?

Hola Hermosa,

Una de las cosas que como papá piensas demasiado es en la educación de tus hijos. Sí, esa duda que no tendrá respuesta hasta que vayan a la prepa.

Te comparto que actualmente estoy ahorrando para su universidad con el fin de asegurar su educación. No sé si a ti te ha pasado que por más vueltas que le des, surgen miedosdudasalegrías y demás emociones encontradas con este compromiso adquirido.

A quién no le gustaría ver a su hijo graduarse de Médico con alguna especialidad o de Licenciado con una visión en negocios o Ingeniero en áreas de vanguardia. La verdad es que a mis hijos, los veo en ese podio: sonrientes, impecables, con esa alegría que es difícil describir y que encierra todo un periodo increíble en la vida de cada estudiante.

Aún, por su edad, no hago esa pregunta y cuando la haga no sé qué respuesta esperar. “¿Qué vas a hacer cuando seas grande?” Implica prepararse para lo mejor o lo peor.

Si estudiarán “carreras normales”, creo que todo estaría bien. Pero si me salen con una carrera u oficio en el cual tenga mis dudas, al principio estaría escéptico. Lo asimilaría durante un tiempo y sin duda alguna lo apoyaría. Me conozco y sé que nada es imposible. Eso sí, le exigiría ser el mejor de esa área. Lo aconsejaría, iría con él a ver cuáles son las mejores opciones y claro, firmar y pagar.

Uno como papá, siempre espera lo mejor de sus hijos, pero también hay que dar lo mejor como padre.

Algunos de los consejos que le daría son:

  • Haz lo que más te gusta hacer
  • Hazlo aunque te agotes
  • Hazlo como placer, no como obligación
  • Actúa y hazlo, no pienses tanto
  • La perfección viene con la acción, no en la plantación
  • Sé el mejor de tu área o al menos inténtalo seriamente
  • En el camino siempre habrá dudas y emociones fuertes pero es normal. Tú sigue.

En fin, siempre ver todo de manera positiva.

En algunos años, cuando conozca la respuesta a esa pregunta, te la compartiré con todo gusto. Y por cierto, ¿Tú qué consejo le darías o les has dado a tu hijos para su carrera profesional?

Nos leemos pronto.

Papá Práctico.

¿Cómo Puede Ayudar El Futuro Papá En El Embarazo?

Algunos futuros papás se sienten incómodos por no saber cómo presentar muestras de cariño a su pareja; en muchas ocasiones los pequeños detalles pueden llegar a ser más significativos de lo que ellos mismo piensan. Usted puede seguir estos sencillos consejos y verá que más que un deber se convertirán en un placer.

A muchas futuras mamás les gusta aprender y conocer más sobre su embarazo; libros, revistas e internet tiene información extra de la que proporcionan los médicos. El compartir los momentos de descanso leyendo, aprendiendo y comentando sobre su tema favorito, permitirá un mejor acercamiento como amigos y pareja.

Algunas mujeres sienten que toda la responsabilidad de planear la nueva vida en familia recae en ellas y se llegan a sentir incómodas por la falta de apoyo. Debido a que deberán de comprar muchas cosas antes de que nazca su bebé reúnanse papá y mamá para planear sus compras, lo que les gustaría tener y lo que necesitan, además de adecuar su lista a su presupuesto. Dedíquenle  el tiempo necesario, verán que bien la pasan, y lo bien que ella se siente apoyada.

Un momento muy emotivo en el que toda embarazada quiere compartir con su pareja es el primer ultrasonido, un maravilloso detalle es que agenden con tiempo este momento para que papá pueda estar presente sin problemas de horarios de trabajo. Es una experiencia que ambos van a disfrutar.

Otro consejo para el futuro papá es que traiga a casa el antojo favorito de ella. O que lo cocine él mismo. Ambos disfrutarán de una rica cena o de un delicioso postre. Pero,  ¡cuidado!, si su mujer vomita constantemente evite sorprenderla con comida. O si está cuidando su peso, procure no llevarle comida chatarra.

Las embarazadas se sienten muy apapachadas cuando el futuro papá coopera en las labores de la casa como: recoger la ropa sucia, lavar los platos, cocinar o regar las plantas. Es muy cómodo cuando además, ellos se ofrecen a realizar otras actividades fuera de casa como recoger la ropa de la tintorería, hacer las compras o ir a los bancos a realizar los pagos de cada mes. Es una forma excelente de demostrar apoyo a la futura mamá.

Cuando se acerque el momento de ser papás, platique con su pareja y pregúntele qué le gustaría para ambientar el trabajo de parto. Su música favorita, algún libro o un aroma que la relaje. Y tenga listo lo que le pida. No olvide preguntar a su ginecólogo  si ese deseo puede ingresarlo a la sala de trabajo de parto.

El embarazo no sólo afecta a la madre, también repercute en el padre desde el principio. Los futuros papás tienen cambios de humor y en el apetito; sienten miedo al futuro, incluso algunos papás han dicho tener cambios físicos similares a los de la madre, y hasta sentirse deprimidos. Los futuros papás pueden aprovechar un buen abrazo para sentirse reconfortados por todos los cambios que vienen a su vida, no sienta pena, pídalo cuantas veces sea necesario. Las futuras mamás, también disfrutan muchos los abrazos y todo tipo de muestras de cariño durante el periodo de embarazo. Abrácense, apapáchense, demuestren su amor todo el tiempo que sea necesario.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en imagen Pública

Cuando El Hombre Está “Embarazado”

El embarazo no quiere decir que solo la mujer tenga sensaciones nuevas, temores, dolencias, incomodidades, antojos, diversión o que la consientan. Muchos estudios alrededor del mundo han demostrado que el hombre también pasa por casi lo mismo que la mujer, por supuesto, no me refiero a que su volumen aumente (aunque existen papás que por ansiedad comen de más y aumentan de peso).

Los hombres también sufren mareos, antojos y cambios en los estados de ánimo. Pero lo más importante es que también sufren temores, angustias y pueden, incluso, sentirse celosos. Todo esto se ha demostrado que es normal. Sin embargo, no todos los hombres lo dicen;  por ello es muy importante que platiquen mucho y expresen lo que van sintiendo. Que ambos, papá y mamá busquen una solución para lo que están pasando.

Así como la futura mamá tiene miedo de no ser buena madre, el papá también lo puede sentir. Ambos se eligieron por ser los mejores uno para el otro, por lo tanto, ambos serán buenos para su bebé. La mamá debe de hacer participar al papá en la salud del bebé, podría ser bueno que ambos coman saludable y así le den una alimentación de calidad a su futuro bebé.  Salgan a caminar juntos, el ejercicio será bueno para los tres y los ayudará a convivir y platicar de todos sus planes futuros, ilusiones y emociones. Organicen sus agendas para asistir juntos a las pláticas prenatales, citas con el ginecólogo, ultrasonidos y estudios. También léanse, uno al otro, artículos enteros sobre embarazo o educación de los hijos u otros temas que tenemos en nuestra revista Sana y Hermosa.

Otra opción para compartir con su compañero es que ambos decoren la habitación del bebé, salgan a elegir la ropita que usará, los muebles que les gustaría tener, decidir sobre los accesorios, en que hospital nacerá, quiénes serán los testigos en el registro del bebé, quiénes serán los padrinos, y hasta la lista de invitadas al Baby Shower. Involúcrense en todo, verán lo divertido que es.

Un temor muy grave que tienen los futuros papás, que a veces procuran ocultar, es lo concerniente al dinero. A los gastos que se avecinan y que no saben a ciencia cierta si alcanzarán para todo lo que se les viene encima. Hablen abiertamente sobre este lúgubre tema. Busquen opciones para ahorrar, pidan ropa para embarazada o para el bebé,  prestada; acepten ropa donada, juguetes, accesorios y todo lo que les quieran dar desinteresadamente, no sean orgullosos. Busquen temporadas de ofertas, compren pañales con meses de anticipación. Lactar es una opción grandiosa para ahorrar dinero al mismo tiempo que alimentan de la mejor forma al bebé. Hagan sus propias papillas.

Las relaciones sociales pueden ser un miedo por el que pasan ambos, y es que la libertad a la que están acostumbrando va a desaparecer. Sin embargo, pueden planear cenas intimas en casa o paseos cortos alguna noche del fin de semana, dejando al bebé al cuidado de una niñera o de los abuelos. Las relaciones sexuales durante y después del embarazo también pueden generar inseguridad en el papá. A menos que el ginecólogo aconseje tener mínimas o nulas relaciones sexuales, ustedes no deberán de limitar sus momentos de intimidad en pareja. Es cierto que los hombres sienten que pueden “lastimar” al bebé, pero si la mamá no está pasando por un embarazo de alto riesgo entonces, no existe la posibilidad de lastimarlo. Deberán de buscar posiciones cómodas y hasta nuevas por el bienestar de su pareja, lo cual, el tener sexo puede convertirse en una aventura muy divertida.

Estar esperando un bebé es de dos, así como fue el concebirlo. Por ello es de dos divertirse, asustarse y hasta imaginar lo que viene en camino.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

El Desmayo Del Papá A La Hora Del Parto

Desmayo Del Papá A La Hora Del Parto

Puede sonar a broma, sin embargo, es una situación muy real. Las emociones que se viven en el momento del parto, el cansancio y el estrés son algunos de los muchos  factores que pueden generarnos un desmayo en el momento del parto.

Jamás sabremos como vamos a reaccionar ante esta avalancha de emociones. Es por ello que muchos papás deciden no entrar al quirófano. No se angustie, entre si lo permiten los doctores, ellos sabrán qué hacer si usted no puede tolerar tanta felicidad en ese momento.

No se presione si no asiste en el nacimiento, nadie se lo reclamará.

El desmayarse no es sinónimo de debilidad, es un exceso de “todo”, sensaciones y sentimientos indescriptibles que solo usted puede vivir, nadie más.

Disfrute el momento. Aunque  usted no haya llevado al bebé en su interior  todos estos meses, no quiere decir que tenga que perderse la experiencia de pujar, respirar, emocionarse y escuchar a su bebé por primera vez.

Y si se desmaya, ya tendrá qué contarle a sus hijos el resto de sus vidas.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública.

El comportamiento del acompañante en el quirófano

comportamiento del acompañante en el quirófano

Muchos hospitales alrededor del mundo permiten que ingrese un acompañante de la futura mamá al quirófano. Sin embargo, algunos de ellos pueden llegar a romper, inconscientemente,  las reglas establecidas en los centros hospitalarios. Es de vital importancia preguntar al médico que ha llevado el embarazo cuales son las reglas, derechos y obligaciones del acompañante de la embarazada en la sala de partos o quirófano. Los acompañantes deben entender, independientemente de las reglas del lugar, que la sala de labor o el quirófano son lugares de trabajo y que está en las manos de los profesionales la vida de la futura mamá y su o sus hijos; y, que de comportarse de manera inadecuada o no respetar los espacios destinados para los médicos, enfermeras y ayudantes puede poner en riesgo el procedimiento.

  • El acompañante deberá permanecer en el área que le hayan indicado los médicos hasta el momento en que le permitan participar directamente en el nacimiento de su hijo. (recibir al bebé, o cortar el cordón umbilical)
  • Debe evitar caminar por el quirófano si no se le autoriza.
  • Si se le invita a cortar el cordón umbilical procure no tocar otro material que no sea el que le preste el médico responsable.
  • Si  ha decidido tomar fotos o video del nacimiento del bebé deberá de consultarlo con el personal del hospital; aunque permiten la entrada a algunos acompañantes, no todos permiten se introduzcan cámaras fotográficas, de video o de audio. Planee con la madre hasta donde quiere ella que usted se acerque a tomar las imágenes, ya que no deja de ser un momento privado en la vida de la mamá y es probable que lo que grabe no sea del todo atractivo en el futuro.
  • Si se le ha permitido tomar fotos o video, por favor, limítese al área que los médicos le sugieran.
  • Tendrá que entender que todo lo que sucede en la sala de expulsión o quirófano es por el bien de la madre y su bebé.
  • Esta prohibido fumar o ingerir algún alimento o bebida dentro de una sala de expulsión o quirófano.

Todo procedimiento médico es un acto serio que merece respeto y no se debe de juzgar. Si usted piensa entrar a quirófano, platíquelo primero con el especialista de la madre.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Ubersexual

Ahora que ya habíamos comprendido el termino Metrosexual para definir la personalidad de ciertos hombres, surge un nuevo hombre del futuro, el Ubersexual.

“Uber” significa “muy” o “mucho” en alemán y se quiere referir al “regreso de la masculinidad” que se desfiguró en las últimas décadas. La palabra Uber sexual surgió por primera vez en el libro “El Hombre del futuro” de Marian Salzman, Ira Matathia y Ann O’Reilly que apareció en 2005 en E.U.

En 1994 surgió el termino Metrosexual y se refiere a los hombres obsesionados con su imagen general, tanto como se ven, como los ven y lo que dicen de ellos. Por lo que generalmente son hombres hechos de la mercadotecnia, es decir, todo lo que se publicita, se pone de moda o siguen los demás. Muchas veces se ha confundido  al metrosexual con el homosexual debido a algunos rasgos histriónicamente femeninos. Ubican lo último en lociones de caballero, conocen perfectamente su estilo y lo llevan puntualmente según los libros de imagen, llevan lo más nuevo en ropa y accesorios, asisten a los mejores salones de belleza y spas, su conocimiento sobre cremas y tratamientos sobre pasan los conocimientos de las propias mujeres; acostumbran depilarse, hacer ejercicio obsesivo, contratar servicios de masaje modelador, dientes impecables, el mejor corte de cabello. Les gusta saberse admirados por hombres y mujeres, incluso envidiados.

Los representantes de este tipo de hombre son David Beckham, quien generó cantidades exorbitantes en ganancias a todo tipo de marcas publicitarias que se aunaban a su imagen.  Y en literatura, el personaje “Aramís” el mosquetero religioso de “Los Tres Mosqueteros”; en su libro Dumas describe a Aramís como un hombre que siempre cuidaba su aspecto, especialmente sus manos, que eran más suaves que cualquier doncella o concubina de la corte.

A diferencia del Metrosexual el Ubersexual es como bien se dijo el hombre del futuro. Es “como” un metrosexual pero sin estar obsesionado ni ser narcisista, su nivel intelectual es más elevado. Siempre consiente de su entorno, confían en sus capacidades y talento personal. Son atractivos, varoniles,  dinámicos y sofisticados, arrogantes e individualistas. La depilación se acabó, al igual que las cremas de día, noche, ojos, y coordinación de su vestuario. Buscan cuidarse  pero conservar el aspecto masculino y viril, del mismo modo las buenas costumbres y la caballerosidad resurgen con este nuevo hombre.

El icono ubersexual actual es George Clooney  desde su personaje del pediatra de E.R. serie televisiva de los años 90’s.

Conoces hombres Ubersexuales o todavía no.

Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública.

¿Seré Un Buen Padre?

Seré Un Buen Padre

Se cree que los hombres no tienen instintos como el maternal del que tanto se habla de las mujeres, sin embargo, la realidad es que los hombres sí tienen un instinto paternal. Este instinto, al igual que el de las mujeres les provoca miedos, pero lo crean o no, a las mujeres les genera los mismos miedos.

Un hombre que dice que nunca ha cargado un bebé que no tiene idea de cómo son, a qué huelen y cómo se sienten puede llegar a ser tan buen padre como el que ayudó a sus padres con el cuidado de sus hermanos menores toda su vida.

Un hombre con miedos puede aprender al mismo tiempo que lo aprende una mujer; un hombre con miedos puede ser tan capaz de cambiar un pañal, dar de comer y hasta bañar a un bebé; un hombre con miedos puede llegar a amar, cuidar y darle su vida a un bebé.

No hay motivo suficiente para creer que un hombre no está preparado para ser un buen padre. Solo es cuestión de acercarse a platicar son los amigos, vecinos, compañeros de trabajo, incluso con su propio padre para recibir consejos que ayudarán a eliminar la idea de no estar listo o capacitado para ser un buen padre.

Existen algunas clases para los nuevos padres, aún son muy pocas en el mundo entero, sin embargo, puede acercarse al hospital al que asiste su pareja a consulta o donde nacerá su bebé para preguntar por estos cursos. Algunos cursos prenatales incluyen unas horas sobre el miedo de los hombres. También existen conferencias que pueden ayudar. Solo es cuestión de buscar por internet. Otra opción es que, aunque también son pocos, hay libros que ayudan a los futuros papás a conocer más el tema de los nuevos bebés; ya sean libros exclusivos para papás o en los libros sobre embarazo vienen secciones muy completas que hablan sobre papás y bebés. Existimos revistas impresas o por internet que también brindamos información para ayudarlos a sobrevivir la paternidad, incluso tenemos foros en las redes sociales.

Cuando nace el bebé todos los hospitales enseñan a los futuros papás a cuidar a su angelito, bañándolo, vistiéndolo, cambiándole el pañal, alimentándolo, etc. Es cuestión de perder ese miedo y en pocos días se adquirirá un estilo propio.

No hay pretextos para no informarse, no hay pretextos para no aprender, no hay pretextos para no arriesgarse, porque una vez que el papá aprende, nunca más querrá dejar de ver por sus hijos.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

El Papá en el nacimiento del bebé

Muchos futuros papás planean entrar al quirófano para presenciar el nacimiento de su bebé; sin embargo, no siempre están bien informados de lo que puede ocurrir.

Para empezar tienen que, primero calmarse, respirar profundo y convertirse en ese ser fuerte y poderoso que quizá en los últimos meses ha dejado descansar.

Una vez que se encuentren en la sala de labor de parto es muy probable que sienta que no es necesaria su presencia en el lugar. Por el contrario, la mamá lo necesita más que nunca y, aunque, tal vez ella se comporte de manera diferente, usted manténganse como el apoyo que siempre ha sido. La mamá tendrá que tomar algunas decisiones como en que momento quiere que le apliquen la epidural o si no quiere que se la apliquen. Usted deberá de apoyar sus decisiones y explicarle las ventajas o desventajas  que le expliquen los doctores. Muchas veces los especialistas nos explican las cosas y  no las entendemos hasta que nuestra pareja nos las dice tal cual las podemos comprender. Ayúdela en todo, pujando, respirando, cuando lo jalen de la corbata y hasta cuando le aprieten la mano tan fuerte que casi se le salgan las lagrimas. Manténgase firme, este es el momento de demostrar su valía. Su capacidad de ser  “el caballero en armadura” que toda mujer quiere.

Si decide entrar al quirófano comprenda que en ese momento se convertirán en “papá y mamá”. Tal vez no sea necesario acercarse a contemplar el nacimiento del bebe directamente; con que se mantenga  en el área designada para su estancia, cerca de la mamá puede ser suficiente apoyo y una experiencia extremadamente satisfactoria.

Los quirófanos presentan un ambiente frío y demasiado serio; rompa el hielo con su pareja y distráigala con chispazos de humor, algún juego que tengan juntos, demostrándole su empatía  o explicándole lo que sucede (sin espantarla). El tiempo pasará más rápido para ambos y se sentirán aún más cercanos uno del otro. Pero si ella le pide que se guarde silencio, también hágale caso. Por ningún motivo olvide que una vez que su bebé haya nacido deberá de felicitarla por el trabajo tan bien realizado que acaba de tener.

Artículo escrito por Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública.