• 8 de cada 10 personas que estén haciendo home office pueden empezar a presentar síntomas negativos por mirar todo el día el monitor.

En 2017 según la firma Tecnológica Citrix comentó que en el 2020 el 80% de las actividades laborales se estarían realizando desde casa, mejor conocido como Home Office. Aunque esto ya era una realidad en nuestro país, la ampliación del modelo Home Office tras el Covid-19 obligó a que más empresas lo implementaran, lo que representan una opción para no exponer a los trabajadores a un contagio y no parar las operaciones de la empresa.

Actualmente hay muchas empresas que se han empezado a dar cuenta de que, en términos de productividad han estado ganando ya que los resultados que han visto reflejados de sus equipos son de gente más comprometida y cumpliendo con sus responsabilidades de manera óptima haciendo el trabajo desde sus casas.

México hoy se encuentra en el 3er lugar para realizar actividades laborales de forma remota, seguido por Argentina y Colombia; beneficiando a los empleados y evitando traslados, tener tiempo para realizar otras actividades, ahorrar dinero etc.

Es importante mencionar que las oficinas se encuentran equipadas con las herramientas de trabajo adecuadas como escritorios y sillas ergonómicas para desempeñar nuestras labores en un horario y días en específico, y hoy por hoy se adaptan espacios del hogar como centro de trabajo en los cuales suelen pasar una gran parte del día pegados a la computadora o trabajando en horarios o días que antes no realizaban como días festivos, fines de semana o en horarios “no laborales” y debido a esto se pueden presentar problemas físicos y visuales por malas posturas y pasar mucho tiempo frente a dispositivos digitales.

De acuerdo con Transitions Optical Workplace Wellness Survey, 8 de cada 10 empleados que hacen home office pueden empezar a presentar síntomas negativos por mirar todo el día la el monitor. Estos síntomas incluyen fatiga visual, dolor de espalda, cabeza, cuello y hombros.

Cuando nos encontramos en una posición alineada nuestra cabeza pesa alrededor de 4.5 a 5.5 kg, sin embargo, cuando estamos frente a dispositivos digitales podemos alcanzar una inclinación de 45° llegando a pesar hasta 20kg.

Según el INEGI en México el 48.5% de la población requiere servicios Optométricos siendo la discapacidad visual la segunda más numerosa del país.1

La fatiga visual se presenta por pasar tiempo significativo frente al monitor, obligando a nuestros ojos a lagos periodos ver de cerca, lo que también implica que se reduzca la frecuencia del parpadeo.

Debemos tomar en cuenta algunas recomendaciones para ser mucho más eficientes y reducir de manera significativa signos y síntomas causados por malas posturas y fatiga visual con el trabajo desde casa.

  • Usa lentes con la mejor graduación y con protección para la luz azul nociva  
  • emitida por dispositivos digitales, reducirá la fatiga visual y disminuirá riesgos visuales a largo plazo.
  • Evita deslumbramientos y reflejos, coloca la pantalla perpendicular a la ventana (si esta existiera), la luz no debe de llegar directamente a los ojos, procura usar cortinas, persianas o toldos.           
  • Descansa tu visión con frecuencia, aplica la regla 20-20-20, cada 20 minutos de trabajo, toma 20 segundos de descanso, enfocando a 20 pies de distancia (6 metros), aprovecha este momento para realizar estiramientos.
  • El monitor debe estar a una distancia de entre 50 y 70 cm, estira tu brazo hacia el monitor y ubícalo en donde quedan tus nudillos.
  • Mantén el monitor a una altura adecuada, este debe ubicarse entre el nivel de los ojos y 30° por debajo de la línea de visón, lo puedes ajustar de forma fácil, abre una ventana del navegador, tus ojos al estar en reposo deben observar la barra de este.
  • El tamaño de la fuente que se observa es importante, si sientes la necesidad de leer más cerca, se recomienda que el tamaño de la fuente sea 3 veces mayor a la más pequeña que puedas leer (8 a 12 puntos).
  • La altura de la silla y la mesa deben permitir el apoyo en el suelo de la planta de los pies, creando un ángulo de 90°
  • Asegúrate de que tu espalda tenga un respaldo adecuado, que distribuya el peso de manera uniforme usando todo el asiento y el respaldo para apoyar el peso del cuerpo.
  • Los codos doblados a 90° y las muñecas rectas para que los antebrazos queden paralelos a la mesa, se sugiere el uso de apoyabrazos para el teclado y el mouse ya que son buenos para relajar las muñecas.

No permanezcas largos periodos sin moverte, levantarse y caminar un poco será lo más indicado.

Bibliografía

Información proporcionada por http://www.essilor.com.mx/

FB: Transitions  / IG: Transitionsmex

Tal vez te interese leer:

Home Office: Qué, Cómo, Cuándo, Dónde

Salud Visual En Nuestros Hijos Antes De Regresar A Clases

Anteojos y Lentes Solares