Home Office Qué Cómo Cuándo Dónde - Sana y Hermosa

¿Qué es el Home Office?

Cada vez son más las empresas que incluyen empleados que hacen Home Office (oficina en casa) y es que además de que permite economizar en recursos y espacios, permite a los trabajadores mayor libertad, lealtad, productividad y un mejor ambiente laboral.

La modalidad de Home Office permite a las personas horarios flexibles para realizar casi todo tipo de labores y ahorros en transporte, horas de tráfico, más tiempo para dormir o realizar actividades de tu preferencia como, leer con calma las noticias, hacer ejercicio o mayor tiempo en familia. La calidad de vida aumenta ya que te permite tener horarios de comida con los alimentos que te gustan, con la calidad que acostumbras y con la calidez del hogar. Las ventajas del Home Office son muchas tanto para las empresas como para las personas, incluso para la ecología.

El Home Office no se refiere precisamente a que tengas que estar encerrado en casa todo el día con labores de tu empresa o de tu familia. Se refiere también a que puedes salir al café cercano y trabajar desde allí, salir a hacer tus compras y llevar tu celular y trabajar desde él, salir a un destino turístico y dedicarle un rato a cumplir tus obligaciones laborales. Y no precisamente, estar encerrado en una oficina cumpliendo un horario.

El Home Office también puede realizarse por días. Es decir, las empresas quizá solo te necesiten una vez a la semana para reuniones o que asistas 2 o 3 veces para entrega de resultados o proyectos. Otras empresas, prefieren verte solo en línea y ni siquiera es necesario que te pares por las oficinas. Cada empresa y cada puesto son diferentes por lo que la forma en que tu cumplas tus obligaciones será totalmente diferente a otro homólogo tuyo.

El Home Office te hace una persona más responsable ya que trabajas por metas lo que implica que tú mismo organizas tus tiempos para realizar tu trabajo. Obvio, si un día decides “faltar al trabajo” tú mismo te pones horarios extras para cumplir con tus objetivos.

Para terminar, déjame decirte que el pasado 19 de junio del año 2019, los senadores aprobaron el Home Office como nueva prestación laboral en la ley federal del trabajo, en el artículo 311 con la finalidad de mejorar la calidad de vida del trabajador, la productividad y el rendimiento. Sin embargo, aún no es obligatorio. 

Consejos para hacer Home Office

Primero que nada, deberás aprender que tus hábitos se verán modificados y que al principio es probable que te cueste trabajo concentrarte o, incluso, tomarlo en serio.

  1. Aunque la pijama sea tentadora para empezar a trabajar, no es lo más recomendable. Lo ideal es que te levantes, te des un baño para despertar, desayunes adecuadamente y una vez con la mente despejada y abierta inicies tu día laboral. (¿Qué Usar Cuando Se Trabaja En Casa?)
  2. La cama es el punto tentador de este proceso, tu laptop, Tablet o celular pueden ser magníficos para trabajar desde la cama, pero no es lo más indicado. Busca un espacio que te ayude a estar cómodo y concentrado, procura que tenga buena iluminación y sea cómodo. Que permita que tu espalda se mantenga recta para iniciar tu trabajo. Quizá al principio sea el comedor de tu casa o la cocina, pero será importante que te hagas de un espacio especial para realizar tu trabajo.
  3. El ambiente laboral es muy importante aun en tu propia casa. Procura que no tengas distracciones como la televisión prendida o música con volumen alto. Si no quieres el silencio total busca música (no videos) que sea de tu agrado y facilite la concentración. Hazte de una play list que te inspire a la creatividad según tus gustos. Existen play lists en aplicaciones que ya están diseñadas con ese propósito; búscalas y experimenta con ellas.
  4. El horario es muy importante. Al principio será un poco complicado, pero poco a poco lo aplicarás tu mismo. Lo ideal es que sea temprano por la mañana cuando estamos más despiertos y activos. Procura que siempre sea el mismo. Aplica tus propios descansos y momentos para hacer pausas para descansar la mente, los ojos y tu cuerpo.
  5. La tecnología debe de estar de tu lado. El tener una buena computadora y una excelente conexión a internet te permitirán tener un mejor desempeño.
  6. Si en tu empresa no te proporcionan un escritorio, equipo de computo y demás, invierte en él. Vale la pena. Porque en ese espacio sabrás que tienes obligaciones y derechos, así como disciplina y responsabilidades. El que tengas todo lo necesario desde una engrapadora hasta un pizarrón o el software adecuado te facilitarán mucho tu trabajo.
  7. En el caso de tener niños en casa es importante no perderlos de vista y continuar tu trabajo. Cuando estén en la escuela o haciendo una siesta o entretenidos con sus juegos es el momento ideal para hacer el trabajo complicado o que requiere de grandes dosis de concentración. Cuando te brinquen 40 veces para pedirte agua y algún snack aprovecha para hacer el trabajo ligero. Muchas veces cuando te sientas muy agobiada (o) los niños son perfectos para quitarnos el estrés (aunque no lo creas), un rato de juegos ayuda a que los niños te den más tiempo de trabajo y que regreses a laborar con la mente más despejada.

(Atención A Tus Hijos Cuando Trabajas)

(Tus Niños Y Tú Cuando Trabajas Desde Casa)

(Trabajar Desde Casa Cuando Tienes Niños)

Artículo escrito por Martha Aline De la Fuente

Influencer / Mtra. Consultora en Imagen Pública

Tal vez quieras leer:

Destinar Un Espacio En Tu Casa Para Tu Emprendimiento