“Una vez diagnosticado este padecimiento es necesario que se trate con urgencia, ya que si no se revisa inmediatamente puede producir un daño irreversible en tres meses”: Jimena Atuán.
 

En México, de acuerdo con datos la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) del INEGI, se sabe que en promedio las mujeres en edad reproductiva tendrán 2.07 hijos. Esto significa que serán madres por lo menos dos veces en su vida y que experimentarán cambios en todos los sentidos, si bien aquellas que ya pasaron por esto una vez, podrán prever algunas cosas, hay otras que serán madres primerizas y necesitan saber a qué se enfrentarán, en ambos casos es necesario que se tomen en cuenta factores que podrían influir en su salud auditiva.


Los cambios hormonales que se experimentan durante el embarazo pueden derivar en enfermedades autoinmunes, las cuales se definen de esa forma porque el sistema inmunológico del cuerpo ataca a las células sanas. Existe un padecimiento de este tipo que está estrechamente relacionado con la audición, se trata de la hipoacusia autoinmune, mejor conocida como Enfermedad Autoinmune del Oído Interno (AIED, por sus siglas en inglés) y se caracteriza por la pérdida de audición progresiva y/o vértigo que es producido cuando los anticuerpos y las células inmunológicas atacan al oído.


Pese a que esta enfermedad es poco frecuente, se sabe que puede desarrollarse comúnmente en mujeres de 20 a 50 años, justo donde se ubican los grupos de edades reproductivas; los síntomas que se presentan son muy rápidos y progresivos, tales como hipoacusia neurosensorial bilateral asimétrica que aumenta y avanza en un periodo de semanas a meses, es frecuente que se presente solo en un oído al principio y después sea en ambos[1].


Durante el periodo de gestación, es muy común que las madres experimenten cambios que pueden resultar abruptos debido al aumento considerable en la producción de estrógeno y progesterona[2], lo que podría incidir en que se desarrollen diferentes padecimientos auditivos, como AIED que afectan directamente al sistema auditivo. En el caso del oído interno, tiene un sistema inmune propio, el cual puede verse afectado por los cambios hormonales y entonces este comienza a atacarse, apunta la Dra. Jimena Atuán Rodas; Especialista en Audiología, Foniatría y Otoneurología de MED-EL.


Para diagnosticar esta enfermedad, por lo general los especialistas se basan en el historial clínico del paciente, resultados de examen físico, análisis de sangre, pruebas de audición y pruebas vestibulares, ya que por el momento no existe ninguna prueba específica para el diagnóstico de la AIED.


Una vez diagnosticado este padecimiento, es necesario que se trate con urgencia, ya que si no se hace inmediatamente puede producir un daño irreversible en menos de tres meses; si esto ocurriera se les recomendará a los pacientes tratarse con alguna solución auditiva que vaya de acuerdo con la pérdida que presentan, si se tratase de una perdida severa a profunda, la solución ideal sería un Implante Coclear, añade la especialista.


En el marco del día de las madres, MED-EL reconoce la amplia labor de las mujeres mexicanas que lo son y de las que están próximas a serlo y las invita a tomar en cuenta su audición como parte los cuidados durante su embarazo.

[1] http://faso.org.ar/revistas/2015/suplemento_vestibular/15.pdf pág. 83.
[2] http://repositorio.sibdi.ucr.ac.cr:8080/jspui/bitstream/123456789/8702/1/40039.pdf pág. 42

Artículo proporcionado por:  www.medel.com/esl

Tal vez te interese leer: ¿Qué Es Una Audiometría?