Las buenas costumbres deben de enseñarse a nuestros hijos para poder dejar un mundo con niños conscientes del respeto a  los demás; a través de las generaciones los papás han ido descuidando el aspecto social de la educación y enseñanza de las buenas costumbres, valores y modales. Te presento algunos consejos que ayudarán a que tus hijos sean mejores seres humanos por siempre.

Los niños aprenden muy rápido y es por ello que vale la pena iniciar su preparación en etiqueta social desde que empiezan a hablar. Puedes iniciar enseñándole a decir «gracias» y «por favor». Estas palabras son las «mágicas» ya que les abrirán las puertas a todos lados. Piensa que los niños educados son mejor recibidos que los que no lo son.

Los niños buscan atraer la atención constantemente. Sin embargo, es molesto tener a un niño interrumpiendo las conversaciones entre adultos todo el tiempo.Enséñale a tu hijo que debe permanecer en silencio cuando estás hablando con otra persona.

Es muy importante que controlen el volumen de sus voces. No es agradable que estés en un lugar público y tus niños hablen “gritando”. Enséñales a controlar su volumen y la velocidad, ya que muchas veces hablan tan rápido que no les entendemos. Fíjate bien como se expresan, ya que por no tomar en cuenta los detalles de la forma en que hablan los convertimos, más tarde, en personas con serios vicios del habla.

Tus hijos deben a prender a decir “Sí, mamá” o “Sí, papá”. Siempre que les digas algo, deberán de contestar la frase completa, eso demuestra gran respeto hacia los papas y una excelente educación.

Los adultos hemos perdido muchas buenas costumbres; te toca educar a tus hijos para que las buenas maneras no se pierdan. Enséñales a saludar cordialmente a los vecinos con “Buenos días”, “Buenas tardes” o “Buenas noches”. Si ellos se topan con algún vecino gruñón que no acostumbra saludar, verás que es muy difícil que le nieguen el saludo a tus niños.

Evita que tus hijos digan “malas palabras”, peleen, peguen, muerdan, griten, rasguñen o hiera de cualquier modo a otros niños. Los niños que controlan sus emociones básicas son mejor recibidos en todos lados y denotan una buena atención por parte de sus padres hacia ellos.

Otro consejo es que le enseñes que si está sentado y se acerca alguien a saludar debe de levantarse, esa es una manera correcta de presentar atenciones  y respeto a los demás. Poco a poco y conforme vaya creciendo puedes enseñarle a abrir las puertas a las niñas y las señoras, Ofrecer su mano para que una dama se levante, ayudar con los objetos pesados a las mujeres, etc. Todo depende de la educación que tú tienes para que se la transmitas a tus hijos.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública.