Del Pecho Al Biberón

Antes que nada, nuestra recomendación es que amamantes mínimo 6 meses e idealmente 2 años.

 

¿Cuáles son las razones de iniciar alimentación en biberón?

Son muchas y dependen de cada caso en particular. Las principales causas son debidas a que la mamá tiene que regresar al trabajo o a estudiar, pero también son razones suficientes el cansancio o la falta de tiempo.

 

¿Cuándo es ideal iniciar con el biberón?

No hay un tiempo ideal, pero las recomendaciones generales son cuando el bebé ya haya succionado adecuadamente el seno materno, esto es entre las 4 y 8 semanas de edad (hablando de niños de término y no prematuros).

 

¿Es mejor iniciar el biberón con leche humana?

Sí. Cuanto más puedas continuar con la leche humana, mejor para tu bebé.

 

¿Cuánto tarda en acostumbrarse?

También depende de que tan bien esté establecida la succión al seno materno. No te desesperes ni permitas que se convierta en una tortura para ambos. Ten mucha paciencia. Si lo obligas es muy probable que sea vuelva una tarea más lenta de lo que debe de ser.

 

¿Es muy difícil?

No, pero tampoco es tan fácil. Depende de que tan bien establecida esté la succión con tu bebé. Para hacerlo más fácil, inicia la transición dos semanas antes de que hayas decidido retirar el seno materno (antes de irte a trabajar o a estudiar).

 

A continuación te presentamos algunos sencillos consejos para que tu bebé se vaya acostumbrando poco a poco al biberón:

  • Los niños aprenden jugando, preséntale el biberón como un juguete más, déjalo que experimente con él y lo revise por todos lados hasta que intente succionar su contenido.
  • Si sabes que tu niño tiene hambre, ofrécele el biberón, es un momento muy adecuado para que lo rechace lo menos posible. Si por el contrario tu bebé lo rechaza, ofrécele no más de una onzaal terminar de comer para que juegue con el chupón y se vaya acostumbrando.
  • Inicia con un chupón de bajo flujo, aunque no sea el recomendado por la edad y peso de tu bebé, así no sentirá que se ahoga y al espantarse tratará de evitar el cambio al biberón.
  • Tal vez sea que tu niño no acepte la leche materna si no viene en su “envase”, presenta el biberón con el jugo o formula permitidos por su pediatra, tal vez un sabor diferente sea bien aceptado. Recuerda, los jugos se inician después de los 6 meses de edad.
  • Debido a que la mamá significa comida a la hora de tener hambre, puedes pedirle a papá o los abuelos, hermanos o personas que te ayudan la primera vez (importante para que no te asocie con el pecho) y de vez en cuando con el bebé que le ofrezcan el biberón. Es una opción para que lo acepte mientras estás alejada del momento ya que de este modo el niño no se distraerá con tu presencia ni con tu olor.
  • Algunos bebés no toleran el sabor o sensación que les provoca la tetilla del biberón por lo que puede practicar con un vaso entrenador, una cuchara o un vasito. Algunos niños los prefieren y de este modo puedes saltarte el proceso de quitarle el biberón al llegar a los 12 meses.

¿Y si no quiere comer nada?

Al principio es normal que coma un poco menos, sobre todo si no eres tú quien le da de comer, por eso te recomiendo que inicies los biberones con tu leche. Recuerda, si te sientes relajada, tu bebé también se relajará; respira profundo, cámbialo de posición, cálmalo y puedes probar cambiar la temperatura de la leche. Si nada de esto funciona, prueba alimentarlo con cuchara o con vasitos, no es necesario que lo tortures con hambre hasta que se acostumbre.

 

¿Puedo guardar la leche materna?

Sí. Congelada en casa dura de 3-6 meses. En refrigerador dura 24 hrs, siempre y cuando no haya estado en contacto con la saliva del bebé. No se recomienda congelar la leche en polvo. Para más información te recomiendo el siguiente artículo:

http://www.sanayhermosa.com/2013/02/preparacion-y-guardado-de-alimentos-para-bebes/

 

¿Cuánta leche debo almacenar si trabajo?

Una regla muy fácil es de 1 onza por cada kg de peso. Es decir, si pesa 3 kg/3oz, 4kg/4oz, y así sucesivamente. Puedes dejar media onza por toma extra en caso de que tenga mucha hambre.

Para más información te recomiendo el siguiente artículo: http://www.sanayhermosa.com/2013/03/las-mejores-respuestas-sobre-el-seno-materno/

 

¿Cómo debo almacenar mi leche?

En bolsitas estériles especiales (sus paredes evitan que la grasa y células de defensa se adhieran, permitiendo se vacíen los nutrientes por completo), en botellas de vidrio o contenedores rígidos de plástico (sin BPA) y especiales para leche humana. Debes fecharlas. Congeladas en el refrigerador de la casa, sin haberse descongelado en alguna fiesta (abrir y cerrar la puerta constantemente) puede durarte hasta 6 meses, aunque en algunas publicaciones aseguran que puede durar hasta 12 meses.

 

Al congelarlas, se mueren algunas células de defensa, por eso es mejor refrigerarlas únicamente (en condiciones idóneas, pueden durar 8 días). Ponlas en la parte posterior del refrigerador. Puedes combinar leche fresca y leche almacenada.

 

¿Cómo debo descongelarla?

Lentamente con agua templada o sacarla del congelador y dejar que se descongele en el refrigerador. Nunca uses microondas ya que romperás las proteínas y nutrientes. A veces, la leche congelada se separa en capas, dejando la grasa hasta arriba. No te asustes, es normal y aún sirve.

 

¿Cómo puedo dejar de producir leche?

Depende mucho de la producción de leche que tengas y de que tan seguido amamantabas. Si ambas son muchas, hazlo paulatinamente en un lapso que te convenga, si lo haces abruptamente, sufrirás mucho dolor y podrías infectarte (mastitis). Por lo general, lo más difícil es en las primeras 48 hrs. Cuando entres a la regadera o en la tina, ordéñate despacio, pero no te vacíes por completo, o tu cuerpo volverá a llenarlas. Usa compresas de agua fría para disminuir la producción. Ofrécele chupón para saciar su gusto por la succión. Es normal que continúes goteando hasta por meses después de que suspendiste la lactancia. Cuando acudas a revisión por tu ginecólogo, coméntale que ya no vas a amamantar, él te podrá recomendar algún medicamento para cortar la producción de leche.

 

Artículo escrito por: Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y Dirección de Hospitales.

 

Recent Posts
Contáctanos

Puedes enviarnos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Start typing and press Enter to search