Consejos Para Fomentar La Lectura En Nuestros Hijos
¿Necesitas Consejos Para Fomentar La Lectura En Nuestros Hijos? Aquí los encontrarás

No conozco un papá o mamá que no quiera que su hijo sea mejor que ellos; y la mayoría de nosotros nos esforzamos día a día por conseguirlo. La pregunta es sí “lo hacemos bien o lo hacemos mal” y si lo hacemos mal entonces, ¿qué debemos hacer? Como siempre, no hay una fórmula, sin embargo, el fomentar la lectura es una excelente opción para que nuestros hijos inicien motivando el gusanito de la imaginación para después pasar por la curiosidad, investigación…  Y así, hasta descubrir lo que les apasiona. Pero, vamos paso a paso. Primero necesitamos fomentar la lectura en nuestros hijos.

Primero necesitamos disciplina y paciencia. Hacer que la lectura sea parte de su rutina diaria ayudará a que se vaya acostumbrando a leer. Si es muy pequeño debes de empezar con acercarle un libro lleno de colores e imágenes. Permite que se familiarice con él y que lo hojee; no importa el tiempo, con que lo abra y lo busque de vez en cuando es suficiente.

Lee por las noches como parte de su rutina, permite que empiece a “husmear” en su concentración e imaginación. Deja que vea los dibujos y colores, permite que pregunte y saque conclusiones. Permite que su imaginación vuele y cree historias alternas a la historia que le hayas leído.

Conforme vaya creciendo cómprale más libros, varios autores diferentes, ilustraciones de diversos estilos, libros con texturas y diferentes formas. Permite que elija sus propios libros.

Cuando inicie sus primeras lecturas permite que lea solo palabras, con los días frases y poco a poco hilará ideas hasta formar la historia. Te mucha paciencia en esta etapa, a veces, aunque tengan muchas ganas de leer se les puede dificultar el enlazar las ideas o concentrarse en lo que dice el texto.

Procura que leas algunos minutos todos los días hasta que llegue al menos a 20 minutos diarios.  Si logras metas junto a tu hijo de leer un libro (pequeño) a la semana, después será un libro de más páginas al mes, luego a los 15 días hasta que sea un devorador de libros.

Por otro lado, estás tú como ejemplo. Si quieres que tu hijo sea un gran lector, tu debes de leer también. El que tu hijo te vea constantemente con un libro en la mano (o ahora en algún dispositivo como tu computadora, Tablet o celular, pero no chateando, realmente leyendo) ayuda a que por imitación tu hijo se identifique con sus héroes, sus papás. “Si tu no lees, nunca compras un libro y no te apasiona la lectura, no será fácil para tu hijo, ya que no tendrá un modelo a seguir”.

Está comprobado por estudios de la Universidad de Oxford que los niños que leen todos los días, e inician el hábito de la lectura desde pequeños y continúan durante la adolescencia, llegan a ser más exitosos que otros adultos. Esto debido a la fluidez de palabra que llegan a adquirir al hablar en voz alta (foméntalo también), a la creatividad que adquieren para resolver conflictos, a la mayor cantidad de palabras que guardan en su “repertorio”, además de que la lectura ayuda a desarrollar el liderazgo y una mejor ortografía, redacción y expresión verbal.

Increíble, ¿no? Entonces, piensa… Si queremos que nuestros hijos sean mejores que nosotros una buena opción es fomentar la lectura en nuestros hijos.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública e Influencer