3955


Son frecuentes y causan mucha angustia. La estimación es de un tercio de los niños presentará algún tipo de fractura antes de los 18 años, es decir, aproximadamente el 15% de los accidentes en niños terminarán con una fractura.

¿Cuándo son más frecuentes?

Aunque no hay una edad propia, son más frecuentes después de iniciada la pubertad, esto es debido a que ya incrementó el peso y la velocidad en que se producen. Cuando las fracturas se presentan en niños pequeños (preescolares), se debe sospechar de maltrato y/o abuso, lo que requerirá mayores estudios.

¿Cuál es la más frecuente?

La de antebrazo es la más frecuente ya sea en el hueso del radio o del cúbito, el húmero (supracondílea), la clavícula, y en los huesos de las piernas. En adolescentes seguidas de la compresión de vertebras por caída de gran altura (daño articular), las cuales necesitan estudios adicionales.

¿Hay enfermedades que se asocian a múltiples fracturas?

Cuando se presentan 1 o 2 fracturas aisladas y por algún traumatismo (golpe), generalmente no ameritan otro estudio. Cuando hay fracturas atípicas (compresión vertebral o por golpes leves) se deben iniciar estudios para descartar otras enfermedades, entre las cuales destacan: cáncer (óseo o de articulaciones), uso prolongado de glucocorticoides (esteroides), enfermedades que disminuyan la absorción intestinal (alergias alimenticias, enfermedad celiaca, colitis crónica) y con historial de fracturas en la familia (osteogénesis imperfecta).

¿Cuánto tarda en sanar una fractura?

Es más rápido en niños que en adultos. El promedio es de 3-6 semanas para formar el callo y de 8 a 12 semanas para curar por completo. Los niños sanan más rápido, ya que sus huesos están recubiertos por un más grueso periósteo (membrana con vasos sanguíneos que lleva nutrientes y oxígeno al hueso).

¿Cómo puedo prevenir fracturas?

Lo mejor que podemos hacer es darles una buena alimentación a nuestros hijos. Hay que asegurarles una buen ingesta de calcio y vitamina D (fundamental para la absorción de calcio en los huesos). La Academia Americana de Pediatría recomienda 400UI (Unidades Internacionales) de vitamina D al día, pueden obtenerse de la dieta o suplementos alimenticios. Evitar la cafeína y los refrescos en niños prevé las fracturas.

¿Qué es una fractura en rama verde?

Es una fractura en un hueso joven, suave y flexible, donde en vez de romperse, se desgarra o curvea, igual como sucede en una ramita de árbol recién cortada. Esto es debido a que los huesos de los niños están parcialmente calcificados. El tratamiento igual consiste en inmovilización.

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene una fractura?

La forma más exacta es por una radiografía. Rara vez se solicitará una tomografía computadorizada para el diagnóstico de fracturas, ésta técnica se usa generalmente en sospecha de fracturas de cráneo y cara.

¿Hay datos que me hagan sospechar una fractura?

Sí. El principal dato es que van a encoger el brazo o la pierna y dejarán de moverlo. En ocasiones referirán sólo dolor. Pasa gentilmente tu mano sobre el hueso sospechoso y si sientes una bolita dolorosa, probablemente es una fractura. Recuerda, los niños pequeños a menudo no son capaces de describir o localizar el dolor, trata de tranquilizarlo lo más que puedas.

¿Qué debo hacer si sospecho una fractura?

Acude inmediatamente con tu médico o a una sala de urgencias cercana. Trata de inmovilizar la fractura sin tratar de corregirla para su traslado.

Artículo escrito por: Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y dirección de Hospitales.

Recommended Posts