Alberca

El ahogamiento es una de las principales causa de muerte y daño cerebral en niños.

Coloca barandales alrededor de la alberca, mínimo de 1metro de altura.

Nunca dejes a un niño sólo en la alberca y nunca lo pierdas de vista.

Si un niño se pierde, primero revisa la alberca o las tinas. Recuerda, cada segundo cuenta.

Se recomienda iniciar con clases de natación lo antes posible. Hay técnicas actuales que sólo le enseñas a los niños pequeños a mantenerse a flote hasta ser rescatados o alcanzar una orilla.

Se recomienda un sistema de circuito cerrado para vigilar la alberca continuamente, así como sensores de movimiento.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Tal vez también te interese leer
Leer más

Escaleras Y Balcones

Las escaleras pueden ser peligrosas para toda la familia, especialmente un adulto cargando un niño (se pierde visibilidad).…
Leer más
Leer más

Corralito Para Jugar

Los corralitos son apropiados para los niños que aún no pueden trepar. Elige el recomendado para la altura…
Leer más