15 Puntos Para Elegir El Mejor Curso De Verano De Tus Hijos

Si estás buscando un curso de verano para tus hijos toma en cuenta nuestras siguientes recomendaciones:

  1. Que sea en un lugar que cumpla con todos los lineamientos que marca protección civil para la seguridad de los niños. Que no se les permita salir del lugar hasta que papá o mamá vayan por ellos y que el lugar esté protegido de que personas ajenas al curso de verano deambulen sin un control. Además de que hayan suficientes personas responsables a cargo del entretenimiento, educación y cuidado de tus hijos.
  2. ¿Tus hijos se inscribirán en un curso de verano?  Procura que las actividades que realicen sean de su total agrado, recuerda que están de vacaciones y es mejor que aprendan jugando a que se aburran y no aprovechen lo aprendido.
  3. En los cursos de veranos puedes encontrar actividades deportivas, artesanales, artísticas y de entretenimiento. Si tienes la oportunidad de elegir las actividades elige con tus hijos aquellas que sabes que los harán felices y recordar por muchos años.
  4. No inscribas a tus hijos a cursos de verano que sean atractivos para ti y tus gustos, recuerda que quienes estarán asistiendo serán tus hijos y son ellos quienes lo disfrutarán o lo detestarán.
  5. Los cursos de verano ayudan a los papás a mantener a los hijos ocupados tanto física, como mentalmente durante las vacaciones. Son una buena ayuda para los papás que trabajan durante este tiempo. Pero también debes de tomar en cuenta que tus hijos tal vez solo quieran estar en casa disfrutando de su cálido hogar. Platica con ellos para que juntos lleguen a un buen acuerdo.
  6. Durante las vacaciones muchos niños se quedan encerrados en casa viendo televisión, jugando con videojuegos y comiendo comida chatarra. Evita esto para tus hijos, búscales actividades que despierten su imaginación, los mantengan ocupados físicamente y que les dejen enseñanzas para su futuro. Puedes inscribirlos a cursos de verano afines a ellos o ustedes mismos, papás, ponerles actividades que los hagan felices.
  7. Algunas escuelas tienen cursos de verano para sus alumnos. Piensa si realmente quieres mantenerlos en el mismo lugar los 12 meses del año. Si crees que el curso de verano de la escuela de tus hijos es muy bueno puedes recomendarlo a otros papás. Es bueno que los niños conozcan otros sitios, a otros niños y  realicen actividades diferentes a lo que están acostumbrados durante los meses de escuela.
  8. ¿No sabes en donde buscar cursos de verano? Puedes encontrar interesante y entretenidos cursos en: Centros comerciales, colegios, centros deportivos, delegaciones u oficinas de gobierno, oficinas administrativas de tu colonia, centros religiosos, zoológicos, pequeñas escuelas como las que imparten una sola materia: danza, matemáticas, artes marciales, escuelas de teatro, etc. incluso, entre vecinos.
  9. Cuando pidas informes para ingresar a tus hijos a un curso de verano pide te enseñen las instalaciones, el personal que va a laborar y toda la información sobre horarios y costos, así como ropa y accesorios que deberán de llevar. Si no te sientes a gusto con algo que te muestren, busca un nuevo curso de verano para tus hijos, no los inscribas en el primero que veas. Compara dos o tres opciones para tus hijos.
  10. Si tus hijos tomarán clases de natación, acrobacia o cualquier actividad riesgosa, checa las capacidades y entrenamiento que tienen los instructores. Así sabrás con quien estarán tus hijos y que tan seguros están.
  11. Dale libertad a tus hijos de elegir si quieren estar en un curso de verano o no. Las actividades que tomarán y el lugar en donde lo harán. Tomen en cuenta los pros y los contras y confía plenamente en la decisión que tomen como familia. Si este año se convierte en una mala decisión, el próximo revisen en donde estuvo el error para no volverlo a cometer.
  12. Si tú de niña o niño no estuviste en ningún curso de verano, dale la oportunidad a tus hijos de inscribirse a uno, no te cierres a pensar que son gastos innecesarios, actividades sin sentido o pérdida de tiempo. Los cursos de verano pueden ser tan entretenidos y educativos como tú lo elijas.
  13. Existen cursos de verano en el extranjero en los que puedes inscribir a tus hijos desde tu país. Si tienes la oportunidad de inscribir a tus hijos en uno verás que algunos son muy interesantes y diferentes a los que tienes en casa. Les ayudan a los niños a conocer otras culturas, idiomas, formas de vida y de socializar. Sin embargo, además de ser de precios elevados, se requieren varios trámites que deberás de cumplir con meses de anticipación como, visas, pasaportes, vacunas, solvencia económica y conocimientos básicos sobre el idioma, además de autorizaciones legales por parte de los padres para dejar a los niños viajar solos o tener que llevarlos al lugar del curso de verano. Para inscribirlos a uno de estos cursos en el extranjero deberás de solicitar la inscripción desde 3 meses o un año antes del verano.
  14. Los cursos de verano expanden las capacidades motrices y/o psicológicas de los niños cuando realizan actividades diferentes a las que están acostumbrados en casa y/o en la escuela.
  15. Un niño que asiste a un curso de verano que ha sido de su total satisfacción solicitará su reinscripción para el próximo año, identificará sus habilidades para el futuro y regresará a clases con mayor entusiasmo que el año anterior.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Tal vez también te interese leer
Leer más

BISFENOL A(BPA)

¿Qué es el Bisfenol A (BPA)? Es un compuesto químico orgánico (monómero) utilizado para crear policarbonatos (plástico) y…
Leer más