¡Voy Renunciar a mi trabajo!

Muchas veces queremos dejar nuestro empleo y salir corriendo. Existen cientos de motivos que nos empujan a tomar decisiones, algunas positivas y otras negativas pero cuando se trata de las decisiones laborales éstas deben de ser bien estudiadas, especialmente cuando se trata de dejar nuestro trabajo. Si el tomar la decisión de dejar de laborar es porque estás embarazada, no te gusta el ambiente laboral, ganas muy poco, te ofrecieron algo mejor en otra empresa o cualquier otro motivo toma en cuenta los siguientes consejos:

  • No deberás de crear rumores si no estás completamente seguro de dejar tu empleo, evita comentar que quieres o necesitas renunciar si no has confirmado tu decisión contigo mismo
  • No dejes tu trabajo de la noche a la mañana. No lo decidas en un arranque de desesperación, impotencia o enojo. Deja pasar unos días para tomar la decisión.
  • Una vez que te hayas decidido a dejar tu empleo toma en cuenta que continuarás laborando de 15 días a un mes para que puedas capacitar o ayudar a encontrar a alguna persona que se vaya a quedar en tu lugar. Al menos permite que tus empleadores encuentren a otra persona si no es necesario que tú  la capacites.

Solicita una cita formal con tu jefe inmediato de manera confidencial:

  • Jamás avises por mail o por teléfono que estás renunciando
  • Llega puntual a la cita
  • Procura que la cita no dure más de 10 minutos
  • Se amable y educado, pero sobre todo tranquilo en tus palabras
  • Sé sincero respecto a tus motivos. Si es por mejorar, por estar a disgusto, cambio de ciudad, etc. No mientas, tarde o temprano tus compañeros comentarán tus verdaderos motivos y se enterarán tus superiores, eso puede afectar a tu imagen.
  • Escucha lo que tu jefe tiene que decir, una vez que diste la noticia
  • Una vez que hayas hablado con tu jefe escribe una carta en donde explicas tus motivos para dejar la empresa y expresa tu agradecimiento esto hablará muy bien de ti.
  • En tu cita para avisar que te despides de tu labor no hables mal de subordinados, jefes ni compañeros por más ganas que tengas de hacerlo.
  • Termina tu relación laboral con jefes, subordinados y compañeros en los mejores términos, evita que se generen discusiones
  • Confirma que dejarás todo tu trabajo organizado y de manera que la persona que quede en tu lugar, entienda los pendientes que quedaron y los seguimientos que hay que hacer. Colabora con todo lo que puedas hasta el último momento o última despedida.

Toma en cuenta que:

  • Si terminas tu relación bien entonces tu carta de recomendación será entregada con la mejor actitud
  • Deja las puertas abiertas por si en algún momento quieres o tienes que regresar a laboral allí
  • Si fuiste leal, comprometido y eficiente podrás dejar abierta esa puerta y seguir abriendo más, ya que tus mismos empleadores pueden recomendarte si lo necesitas.
  • Permite que tu reputación quede intacta para futuras relaciones con la empresa y las futuras y probables empresas en las que puedas ser contratado.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Recent Posts
Contáctanos

Puedes enviarnos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Start typing and press Enter to search

Cómo Conservar El Empleo En Tiempos De Crisis