Trastornos De La Boca

Las enfermedades de la boca son muy variadas y pueden presentarse desde el nacimiento. La boca de los bebés es en muchas ocasiones su forma de conocer el mundo, por eso es importante su cuidado.

¿Cuándo ir con el odontólogo?

Desde que inicia la dentición es recomendable. Pero esencial al cumplir 1 año de edad. Después se recomienda ir una vez cada 6 meses. El uso de flúor es decisión de tu odontólogo (dentista).

 

Algodoncillo. Es la candidiasis oral. Producida por un hongo. Se necesita tratamiento oral con un medicamento antifúngico. Asintomático al inicio, ya cuando es más abundante, causa dolor y falta de apetito.

Enfermedad Pie-Mano-Boca. Es muy frecuente y se debe a un virus Coxsackie. Miembro de la familia de los enterovirus, causante de las estomatitis enterovirales. Se caracteriza por fiebre no muy elevada, ataque al estado general y a la presencia de pequeños nódulos y úlceras dolorosas en la boca, lengua, cuello, pie y mano. Puede acompañarse de discreta diarrea (raro).

Estomatitis aftosa. Las lesiones de la boca son en forma de úlceras y pueden ser desencadenadas por el estrés, deficiencias de la dieta, cambios hormonales o alergias a alimentos. Suelen aparecen en la superficie interna de las mejillas, labios, lengua, paladar blando o la base de las encías y comienzan con una sensación de ardor u hormigueo, seguido de una llaga dolorosa llamada úlcera. El dolor disminuye en un plazo de 7 a 10 días, y la cicatrización completa demora de 1 a 3 semanas.

El labio leporino y la fisura palatina. Son defectos de nacimiento en las que los tejidos de la boca y/o labio no se forman como corresponde durante el desarrollo fetal. Los niños nacidos con estas anomalías pueden tener problemas con la alimentación inmediatamente después del nacimiento. La cirugía reconstructiva en la infancia y a veces más adelante, puede reparar las anomalías anatómicas e impedir o reducir la gravedad de los trastornos del habla en el futuro.

Estomatitis herpética (herpes oral). Los niños pueden contraer una infección de la boca con el virus del herpes simple de un adulto o de otro niño que lo tenga. Las resultantes vesículas dolorosas en racimos, o llagas, pueden hacer que sea difícil beber o comer y provocar deshidratación, especialmente en un niño pequeño.

Gingivitis. Inflamación de las encías caracterizada por enrojecimiento, inflamación y en ocasiones sangrado. La acumulación de sarro (una película dura de partículas de alimentos y bacterias que se acumula sobre los dientes) suele causar este trastorno y es casi siempre el resultado del cepillado y limpieza con hilo dental inadecuados.

Periodontitis. Es cuando la gingivitis no se trata, un trastorno en el cual las encías alrededor de los dientes se aflojan y se forman acumulaciones de bacterias y pus, en ocasiones dañando al hueso de sostén y provocando la pérdida de dientes.

Perlas de Epstein.  También llamados quistes gingivales en el neonato. Son quistes blanquecinos y amarillentos que contienen proteína  y que se encuentran en las encías y en el paladar duro de un bebé recién nacido. Por medio del examen físico se puede determinar que las lesiones corresponden a perlas de Epstein y no a dientes presentes desde el nacimiento (dientes natales). No requieren tratamiento y usualmente desaparecen en 1 o 2 semanas.

http://www.sanayhermosa.com/2013/04/la-boca-y-los-dientes/

¿Y si tiene un accidente?

Te recomiendo el siguiente link: http://www.sanayhermosa.com/2013/03/emergencias-dentales/

Artículo escrito por: Dr. Carlos Armenta

Pediatra –Neonatólogo – Mtr. Administración y Dirección de Hospitales.

Tal vez también te interese leer
Terrores Nocturnos - sana y hermosa
Leer más

Terrores Nocturnos

¿Qué son los Terrores Nocturnos? Son esos episodios nocturnos en los que tu hijo se levanta desorientado, gritando,…
Leer más