Tecnopatologias o Ciberpatologías

Las tecnopatologías se refieren a los problemas asociados al uso incorrecto o sin medida de la tecnología y son la causa de diversas alteraciones físicas y psicológicas, en muchos casos prevenibles y controlables.

A continuación te presento los más comunes y que de seguro sabías que existía pero no conocías que fuera una patología o, incluso, que tuviera un nombre.

Vamping

Esto se da cuando las personas no tienen un control de los dispositivos y los utilizan sin un horario específico nocturno, generando que se conecten para chatear o mantenerse en redes sociales. Provocando insomnio y cambios en los horarios de sueño, así como reducir las horas de sueño

Afecta: todas las edades, desde niños entre 8 y 12 años que tienen un celular (sin supervisión) hasta adultos mayores.

Inflamación de las articulaciones

O (artritis de costurera o síndrome del pulgar de la Blackberry) en la base del pulgar, esto se debe a la mala postura al utilizar mousse, teclear el celular con ambos pulgares, o el no utilizar ratones de pc que sean ergonómicos.

Afecta a todos quienes utilizan tiempos excesivos de los dispositivos antes mencionados

Mal del MP3

Se refiere al uso constante de auriculares que exceden los 100 o 120 decibelios, cuando la OMS (Organización Mundial de la Salud) sugiere que los ruidos no deberían ser mayores a los 65 decibelios. Causan. Afecta al tímpano y a largo plazo puede causar problemas serios en la audición que sean irreversibles. El uso constante puede generar, también, estrés, ansiedad y alteraciones del sistema nervioso.

Vista

La visión también es afectada cuando excedemos el uso diario de los dispositivos electrónicos o lo hacemos sin tener intervalos de descanso de la vista; y esto se refiere a celulares, computadoras, tabletas incluso los libros digitales. Las consecuencias son resequedad de los ojos, miopía y vista cansada. Otros síntomas de que se está teniendo uso excesivo de monitores es el enrojecimiento de los ojos, dolores de cabeza, diplopía (vista borrosa), ardor y hasta insomnio. Esto afecta desde los más pequeños que pasan horas frente a monitores hasta adultos mayores.  La gran mayoría de los dispositivos electrónicos son iluminados con luces LED  de las que el 25% de esta luz es “azul-violeta” que es nociva, esta es la causa del daño a la visión debido a que acelera la muerte del 93% de las células presentes en nuestros ojos cuando no existe ninguna protección.

Obesidad

Debido a que cada vez más dependemos de la tecnología, las personas dejas de activarse ya sea por obsesión a los videojuegos o las diversas dependencias de las redes sociales. Provocando aumentos de peso que en consecuencia puede provocar otras enfermedades como diabetes y tensión arterial elevada, principalmente. Si bien está demostrado que los video juegos pueden ser favorables en muchos aspectos como la psicomotricidad, aumentan de los reflejos, estimulación en el razonamiento lógico y la capacidad de decisión, también está comprobado que se asocian a falta de movimiento físico y aumento en el consumo de comida rápida. Afecta desde niños muy pequeños que no tienen limites en el consumo de videojuegos hasta adultos que no solo utilizan video juegos si no que tienen periodos sin control de horario de home office.

Tecnofilia

es la adicción que generan algunas personas por tener dispositivos tecnológicos, especialmente, celulares, computadoras, plataformas de videojuegos, tabletas y hasta dispositivos para hogares inteligentes. Se asocia a una adicción a las drogas ya que las personas no pueden estar alejados de dispositivos que les generen la seguridad de poder estar conectados al internet u otro tipo de comunicaciones. Pueden llegar a comprometer su economía al gastar compulsivamente en lo último en tecnología, o no tener otro tipo de conversación que tenga que ver con esta.

Son personas que pueden descuidar su higiene o salud por mantenerse conectados constantemente a los medios electrónicos.

Esto afecta a todas las edades, especialmente a los adolescentes. Y puede generar aislamiento, nerviosismo, ansiedad, sedentarismo, insomnio, agresividad en muchos casos y hasta alejarse de los estudios o el trabajo.

Depresión por redes sociales

Esta se refiere al tiempo excesivo que pasan las personas en redes sociales para obtener seguidores, ya sean conocidos o desconocidos; la cantidad de interacción con las publicaciones que ellos mismos transmiten y la cantidad de aprobaciones (likes) que obtienen. También hay un grupo que se preocupa por el exceso de “amigos” que tienen y no pueden atenderlos. Esta tecnopatología provoca no solo depresión, también frustración, ansiedad, ira, aislamiento, baja autoestima (o egos elevados), baja autoimagen y obsesión a estar conectados las redes sociales más populares o de moda durante horas, incluso en las noches. Constantemente sienten necesidad de publicar, sobre los lugares en donde se encuentras, sus estados de ánimo y hasta la comida que están comiendo, pueden llegar a realizar varias publicaciones en un solo día.

Afecta especialmente a los adolescentes y a muchos adultos

Síndrome de Hikikomori

Es la manera de asilarse de manera superlativa en compañía de computadoras, tablets o celulares que se mantengan conectados al internet (de manera voluntaria). Lo hemos vista en muchas películas en donde la persona no sale de su casa en semanas por estar conectada, descuidando su entorno, durmiendo junto al ordenador y solo levantándose al baño y a recibir comida del exterior.

Y aunque parezca tema de película es en realidad y trastorno debido al uso excesivo y obsesivo de la tecnología. En muchos casos se da por timidez excesiva, haber sido victimas del bullying, agorafobia, problemas familiares, problemas para socializar o ansiedad social. Sin embargo, también puede generar, depresión, ansiedad, aislamiento social, perdida de amistades, sedentarismo, mantenerse con llave en su entorno (habitación) y abandono de hábitos saludables y personales. En muchos casos afecta la comunicación familiar y las mismas relaciones, por lo que se requiere de psicoterapia de familia e individual.

Síndrome de la llamada fantasma

esta se refiere a esa sensación que pueden sentir las personas cuando creen que su celular vibró o sonó, o que han recibido un mensaje o mail, sin que sea real. Lo ideal es alejarse de los dispositivos de comunicación varias veces durante el día o en días de descanso para evitar tener esa sensación. Sucede especialmente con las personas que sufren de depresión de redes sociales o los workaholics, obsesivos del trabajo.

Nomofobia

es la relación que tienen las personas con sus dispositivos de comunicación como son los celulares. Es el miedo a salir a la calle sin ellos o quedarse sin batería o señal en algún momento del día que consideren pueda ser fundamental comunicarse. Pueden olvidar las llaves de su casa, pero jamás su celular. Si llegan a olvidar por un instante su celular, pueden presentar, ansiedad, irritabilidad, inestabilidad, y problemas de concentración. También se da cuando las personas ven constantemente su celular en un lapso igual o menor a cada 6 minutos y verificar si alguien se ha puesto en comunicación con ellos. Llevan el celular a todas las partes de su casa de manera obsesiva y pueden sentirse molestos o inseguros si no lo tienen a la vista.

Cibercondria

Esta ciberpatología se refiere a las personas que ante cualquier síntoma por mínimo que tengan buscan en internet la causa. En otros casos y más común, se da a personas que han leído sobre alguna enfermedad y que sin que la tengan creen tenerla. Esta patología está conectada abiertamente a las personas que son hipocondriacas y les genera ansiedad, miedo, inseguridad y más peligroso la generación de automedicación según lo que se dice en internet y redes sociales, provocando a corto o largo plazo serios problemas de salud ya sea en ellos o en sus hijos. Suelen ocultar esta obsesión a buscar enfermedades en internet a los médicos, causando problemas para su diagnóstico correcto.

Efecto Google

este se refiere a la falta de capacidad para retener en la memoria información que puede incluso ser básica, como puede ser localización de direcciones, formas de llegar a sitios que son recurrentes, cultura básica, teléfonos de personas cercanas y mucho más. Originalmente se usaba el término de Efecto Google debido a que “en Google encuentras todo” pero ahora se refiere a todo lo que sea búsqueda de información, tanto en internet, redes sociales y hasta en nuestros dispositivos con información privada como “contactos” o “passwords propios” que deberíamos conocer de memoria.

Como hemos podido comprobarlo durante la cuarentena, el uso de la tecnología es benéfico en la mayoría de los aspectos de nuestra vida y muchos de los avances que creíamos se llevarían a cabo en algunos años se tuvieron que realizar de manera forzosa durante este tiempo, tal es el caso de las compras virtuales, el homeoffice o las clases virtuales.

Sin embargo, también se ha dado un descontrol en los límites del uso de la tecnología o el uso adecuado de la misma que han provocado muchas de estas patologías en millones de personas a nivel mundial.

Lo que sigue ahora, es comprender el uso de los dispositivos tecnológicos, marcar límites y usarla solo para nuestro favor, ya sea, laboral, por diversión o por facilitar nuestras vidas. No convertirla en obsesión o convulsión.

El uso controlado de la tecnología no debería de ser satanizado ni eliminado de nuestras vidas.  

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente
Influencer / Consultora en Imagen Pública
Tal vez te interese leer:

Home Office: Qué, Cómo, Cuándo, Dónde

Bullying: Cambios En Las Nuevas Formas De Aprendizaje En Casa

Miopía: Población Infantil En Riesgo Por El Uso De Dispositivos Electrónicos