Infertilidad un problema actual en nuestro país - sana y hermosa

Actualmente, la mujer tiene una participación más activa en el desarrollo económico de los países, lo que ha generado un retraso en la maternidad, ocupando muchas de ellas tiempo en su preparación profesional y trabajo para sostén de la familia. La edad promedio en la que una pareja inicia la búsqueda de un embarazo es alrededor de los 35 años, cuando en la década de los 70´s la mayoría ya había completado el número de hijos deseados.

En México la infertilidad es un problema de salud pública, ya que una de cada 6 parejas lo padece.

La infertilidad se define como la incapacidad por parte de una pareja de lograr un embarazo, después de un año de tener relaciones sexuales frecuentes, sin uso de ningún tipo de método anticonceptivo.

Para algunas parejas de edad avanzada reproductivamente hablando (mujeres, mayores de 37 años y hombres, mayores de 40 años), es muy importante no esperar un año para valorar su capacidad fértil. Principalmente la mujer pierde óvulos desde la etapa fetal, teniendo al nacimiento alrededor de 300,000 y llegando en la pubertad a tener un promedio de 400 con capacidad fértil. Sin embargo, cada mes la paciente pierde alrededor de 15 óvulos, donde solo uno está seleccionado naturalmente desde un año previo, para generar un ser humano.

Por lo general, la disminución de la capacidad fértil de la mujer, se presenta a partir de los 35 años de edad, alcanzando un máximo deterioro al pasar los 39. En estos casos, es indispensable realizar pruebas básicas para infertilidad después de 6 meses de no lograr el embarazo, que incluyen: historia clínica completa, pruebas hormonales que deben ser detectadas en días específicos del ciclo menstrual, ultrasonido para conteo de folículos que son pequeñas bolsas que contienen líquido y en donde se lleva a cabo el desarrollo de los óvulos y un estudio de rayos X durante el cual se valorara la integridad de la cavidad del útero y permeabilidad de las trompas uterinas.  En relación al varón, es muy importante realizar una prueba para evaluar la capacidad fértil de sus espermatozoides, denominada espermatobioscopía directa, independientemente si ya ha tenido hijos.

La infertilidad es un problema de pareja donde intervienen muchos factores, su estudio correcto es complejo, por lo que es muy importante llevarlo a cabo con un Ginecólogo que tenga la especialidad en Biología de la Reproducción Humana, certificado por el Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia.

Dr. Sergio Estévez González

Ginecólogo / Biólogo de la Reproducción Humana

Director de Diagnóstico y Tratamiento en Salud Reproductiva