Existen infinidad de productos en mercado que seria imposible probarlos todos y determinar cual es realmente un antiarrugas, sin embargo, si existe un producto (aunque en mil marcas) que te puede ayudar a retrasar el envejecimiento y evitar manchas y líneas de expresión.

Se llama Protección Solar. La mayoría de los problemas de arrugas, manchas y líneas en la piel es debido al sol. Sin embargo, el sol es muy importante para una vida saludable ya sea de manera mental o física.

Actualmente, debido a la destrucción de la capa de ozono, es muy importante tener el hábito de protección y olvidar la vanidad por tener una piel bronceada. Ahora, según muchos dermatólogos, una piel bronceada puede ser una piel enferma, a diferencia de los años 20’s que se consideraba un toque de distinción tener una piel dorada.

Existen 3 tipos de rayos ultravioleta (UV)

Los rayos UVA (de longitud de onda larga) son los responsables de la pigmentación inmediata de la piel y del bronceado de retardo. Penetran lentamente en las capas más profundas de la piel, y causan cambios en la vasculatura sanguínea, manchas, envejecimiento cutáneo -al destruir el colágeno que aporta elasticidad a la piel- y lesiones precancerosas (queratosis actínicas), aunque se han considerado a menudo inofensivos.
Estos rayos si traspasan los cristales, la ropa, y los sombreros o gorras.

La radiación UVB (de longitud de onda media) posee mayor energía pero penetra poco en la piel. Sus efectos son acumulativos -a largo plazo- y son responsables de las quemaduras, del incremento del grosor de la piel y del cáncer de piel.

Y los ultravioletas cortos, o UVC, son los más agresivos, pero no llegan a traspasar la capa de ozono estratosférica porque son absorbidos por la atmósfera y retenidos allí, afortunadamente.

La melanina: es una sustancia que funciona como una sombrilla que absorbe los rayos UV, si se protege del sol se genera un bronceado pero si no se protege y se tiene un exceso de exposición solar, con el tiempo surgen manchas permanente debido a la melanina.

Tipos de protección solar

Pantalla  solar: son protectores físicos que rebotan los rayos. Es lo más recomendable, pero no para la piel grasa.

Los filtros solares son protectores químicos que dejan penetrar los rayos a la piel y los filtran.

Los bronceadores actúan como paraguas frente al sol, ya que protegen la piel, al absorber, reflejar y diseminar las radiaciones ultravioleta.

Las protecciones recomendables y que van de una protección media a alta son los que contienen SPF  del 11 al 29. Existen protecciones mayores pero las que digan ser mayores al 50 pueden no ser reales,

Como vez el protector solar es el único producto real que sirve para evitar el envejecimiento prematuro, retrasar las arrugas y evitar las manchas. Para saber que marca te conviene para tu tipo de piel, uso y presupuesto, acércate a cualquier farmacia que venda productos dermatológicos, allí te pueden asesorar.

 

Martha Aline De la Fuente L.

Mtra. Consultora en Imagen Pública

 

Recommended Posts