El Cuarto del Bebé

Las cortinas y persianas son potencialmente peligrosas, ya que las cuerdas o cordones que se utilizan para doblarlas son causa de accidentes por estrangulación. Enrolla éstos y colócalos a una altura que no puedan alcanzar.

No coloques muebles cerca de las ventanas. A los niños les gusta trepar y podrían caerse.

Instala seguros para ventanas. Estas previenen que una ventana pueda abrirse lo suficiente para que quepa un niño y permiten la entrada de aire fresco.

Todos los cajones deben tener seguros, sobre todo los que contienen medicamentos u objetos filosos y pequeños. Recuerda que pueden usar los cajones como escaleras.

Los cambiadores deben tener barandales en 3 de sus cuatro paredes y también contar con una correa sujetadora, así evitarás que rueden y se caigan. No te confíes, los bebés pueden ser muy rápidos y ganarte.

Los conectores de energía eléctrica deben estar cubiertos con protectores especiales.

El closet del cuarto no debe tener ganchos de alambre, bolsas de plástico o cualquier objeto con partes pequeñas que puedan introducirse en la boca.

No coloques espejos de pared, pueden tirarlos.

Si el cuarto es de ventanales, usa una película de seguridad transparente para evitar que se estrelle y fragmente el vidrio en caso de un golpe. Coloca calcomanías de colores a la altura de los ojos para que no corran a través de los ventanales.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Tal vez también te interese leer
cs-baos
Leer más

Baños

Nunca hay que dejar solos a los niños en los baños, si por alguna razón es urgente que…
Leer más
Leer más

Puertas

Coloca un seguro fuera del alcance de los niños y mantén la puerta principal siempre cerrada con llave.…
Leer más
Leer más

Sala

Es el lugar ideal para colocar todo aquello que te encanta, cuando tengas niños pequeños, no lo hagas,…
Leer más