Es el lugar ideal para colocar todo aquello que te encanta, cuando tengas niños pequeños, no lo hagas, sobre todo si son frágiles. Un niño pequeño es difícil que entienda el valor económico o sentimental de las cosas, por eso aunque trates de explicárselo, no lo entenderá y querrá jugar con todo lo que pueda alcanzar. Aleja plantas y tierra, objetos pesados, vidrios (mesas y adornos).

Escoge sofás y sillones con relleno y cubierta resistentes al fuego.

Coloca los aparatos eléctricos contra la pared para que tu bebé no pueda pasar por atrás de ellos.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

Recommended Posts