La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere lo siguiente cuando se presenten partos de bajo riesgo:

 

Toda mujer tiene derecho a:

  1. A la información sobre sus derechos, lo que sucede y sucederá durante el trabajo de parto y post parto
  2. Ser respetada en su cuerpo y toma de decisiones, tras previa información.
  3. Libre elección al lugar en donde quiere que nazca su bebé. Siempre y cuando no existan indicadores de riesgo para su bebé o para ella. Que se asegure la atención profesional y el instrumental.
  4. A estar acompañada por quién ella lo prefiera.
  5. A no ser rasurada del vello púbico ni aplicar enemas.
  6. Al libre movimiento durante el trabajo de parto: caminar, en agua, sentarse, de lado, etc.
  7. A elegir la posición para parir: sentada, en cuclillas, parada, etc.
  8. A expresar libremente sus emociones: reír, llorar, gemir, gritar, cantar, etc.
  9. A no realizarle la episiotomía, salvo en contadas ocasiones y extremamente necesarias.
  10. A tener parto natural si así lo permite su salud y la de su bebé. No ser obligada a pasar por una cesárea cuando no se es necesario o a que le provoquen el parto.
  11. Se atendida por comadronas cuando no es estrictamente necesaria la presencia de un médico.
  12. A tener un parto cálido y relajado

 

Todo recién nacido tiene derecho a:

  1. Ser recibido por las personas que su madre elija, sin imposiciones innecesarias.
  2. Permanecer junto a su madre desde su nacimiento, aun cuando se requieran revisiones, siempre que sea posible y la salud de ambos lo permita.
  3. Que no se corte el cordón umbilical hasta que éste deje de latir
  4. A tener un ambiente, silencioso, tranquilo y cálido.
  5. Ser respetado, y tratado con amor
  6. A Recibir el mínimo de luz para sus ojos
  7. A ser amamantado desde el momento de su nacimiento.
  8. Lactancia exclusiva hasta los 6 meses de vida.

 

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

 

Recommended Posts