Comprar ropita para el bebé

Cuando nazca tu bebé ya deberás de estar preparada con la ropa con la que lo vas a vestir los días posteriores a su nacimiento. Debes de tomar en cuenta el clima que habrá para cuando el nazca, es decir, dependiendo de la fecha que tu ginecólogo te haya dado de nacimiento es que puedes determinar la estación en la que nacerá. Por ejemplo, si te dice que nacerá en octubre estará empezando el otoño. No por que vayas de compras en primavera deberás de comprar ropa de esa temporada. Será difícil reprimirte de ir comprando lo que te vaya gustando poco a apoco durante tu embarazo pero mantén la cabeza fría y toma dos cosas en cuenta.

  • El probable clima que hará en los primeros 3 meses de vida de tu bebé.
  • No compres toda la ropita para recién nacido. Puede que sea un bebé grande y que solo la use unos días o que no la llegue a estrenar por que no le queda.

Generalmente la ropita de recién nacido le queda a los bebés prematuros. Es casi seguro que tu bebé use su ropita de recién nacido solo un par de semanas, así que no compres demasiadas prendas de esta talla. La mayoría de ellas te las van a regalar en los BabyShower o cuando vayan a visitarte.

Un consejo es que le compres ropita de 3 meses en adelante y que cuando le quieras comprar algo que viste en verano y que falta un año para que lo use, cómpralo en la edad que tendrá en un año más una talla extra. Es decir, si tu bebé tendrá 18 meses para esa fecha cómprasela en talla 24 meses. Así le darás un margen para lo que haya crecido y que le dure un poco más de la temporada.

Es de suma importancia toda la ropita que compres la laves antes de que la use. Muchas veces la ropa esta “manoseada” por muchas personas y no está lo suficientemente limpia para la delicada piel de tu bebé. Aún contiene productos químicos que aplican para mantener los colores y pueden generar reacciones desfavorables en la piel de tu bebé. Lávala con jabón neutro o con champús que son especialmente diseñados para el PH de los bebés. Esto deberás de hacer cada vez que compres ropa por lo menos en el primer año de vida de tu vida, después podrás probar con otros detergentes suaves hasta que uses el que mismo de toda la familia, todo depende de las recomendaciones que te de tu pediatra en cuanto a marcas de detergentes y el tiempo que deberás de usarlos. Evita los suavizantes de telas.

Otra recomendación es que cuando compres pijamas sean de las que se puede tener fácil acceso a las piernitas ya que a la hora de cambiar el pañal no es nada práctico tener que quitar toda la ropa al bebé, procura que sean pijamas de cierre o botones que se abran por el frente y que dejen salir ambas piernas con facilidad.

Los pantalones deberán de tener resorte ajustable o cintura ajustable, esto quiere decir que t tú puedes acomodar la talla de la cintura de tu bebé acomodando un resorte que jalas o sueltas para ajustarlo a la perfección.

Revisa que sea ropa cómoda de poner y quitar ya que t encontrarás con modelos de ropita hermosos pero son una verdadera tortura para tu bebé a la hora de ponérsela y que puedes llegar a lastimarle un bracito o una pierna por meterlo a fuerza.  Procura que toda la ropita tenga muchos botones, cierres o pliegues que permitan que la ropita se ajuste para lucir bien pero que también sea por practicidad a la hora poner y quitar.

 

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública.

 

Recent Posts
Contáctanos

Puedes enviarnos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Start typing and press Enter to search