¿Cómo Cortarle Las Uñitas A Mi Bebé?

Los bebitos nacen con unas uñas tan largas y filosas que pueden hacer daño a cualquiera. Son tan gruesas como una hoja de papel pero también cortan como tal.

Es muy normal que las mamás primerizas se pongan muy nerviosas y se nieguen a querer cortar sus uñitas… Pero, tranquilas, incluso a las mamás más experimentadas les puede poner nerviosas cortar esas uñitas transparentes.

Definitivamente hay que recortarlas ya que los bebés con sus movimientos involuntarios pueden rasguñar su carita y hacerse daño.

Si la mamá no se anima a cortarlas ella sola, puede pedir ayuda para que alguien sostenga las manitas del bebé. Puede ser alguna persona con la  que el bebé se sienta bien familiarizado para que no se sienta atrapado, puede ser el papá o los abuelos. Mientras le cortan las uñitas pueden entretenerlo con un juguete o platicándoles calmadamente.

Si no te sientes a gusto por agarrar al bebé en lo que realizas esta difícil tarea, puedes esperar a que duerma para cortar las uñas. Se mueve menos y no se da cuenta de lo que sucede.

¿Tijeras o cortaúñas?

Lo ideal son las tijeras pero las especiales para bebé ya que tienen las puntas redondeadas y si el bebé o el niño se mueven demasiado puede evitar “pincharlo” cuando las puntas son picudas.

Las tijeras redondeadas son tan resistentes que incluso pueden cortar uñas de niños mayores de 5 años. Y en el momento en que ellos sean lo suficientemente grandes como para cortar las uñas por ellos mismos, pueden usarlas para practicar sin el peligro de encajárselas. Solo mantente presente cuando intenten hacerlo y jamás las dejes al alcance de ningún niño, ya que finalmente son tijeras y son peligrosas en sus manos sin el debido cuidado.

Los corta uñas de bebés son filosos y favorecen el cortar de más, hasta la pielecita. Existen más cortadas en bebés por cortaúñas que por las tijeritas especiales para bebés.

¿Y si lo hago sangrar?

No te preocupes ni te sientas culpable, las uñitas son tan delgadas y a veces transparentes que no se distingue la piel de la uña. Como todo, tienes que practicar. Si llegas a cortarlo  aprieta la herida solo con un pedacito de gasa estéril por unos minutos en lo para la sangre. No apliques ningún medicamento que no te diga el médico. Y si la herida es más grave, entonces asiste con tu pediatra, él podrá ayudarte.

La higiene es fundamental

Un buen consejo es que antes de cortarle las uñas te laves tus manos y las manos y/o pies de tu bebé, así evitarás alguna infección en caso de una cortadita. Si decides cortarle las uñas después del baño será más fácil pues estarán reblandecidas y les molestará menos cuando las cortes, esto aplica a los más grandecitos ya que sus uñitas poco a poco se van poniendo más duras.

 

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Tal vez también te interese leer
Leer más

Chupones

Todos los recién nacido buscan succionar, es una necesidad fisiológica. Además de buscar alimentarse, algunos bebés  chupan sus…
Leer más