1. ¿Tienes un evento en puerta para organizar? Son 4 los puntos que debes de seguir:

  • Tener todo bien organizado, saber exactamente qué quieres y cómo lo quieres
  • Piensa bien para qué y de quién es el evento, así todas las ideas llegarán solas
  • Crea una lista con todo lo que vas a necesitar
  • ¿Quieres que sea más original tu evento? Diseña un tema para unificar todo lo que suceda y lo que se vea.

2. Cuando diseñes un evento incluye en tu  “Lista de necesidades”  la fecha, la hora, el lugar, fechas para hacer y entregar invitaciones y no olvides poner qué tipo de evento es: cumpleaños, de negocios, 15 años, boda, etc.

3. No olvides crear una lista de invitados, te servirá mucho cuando tengas que llamar para confirmar asistencias y calcular las porciones para el menú.

4. Cuando estés planeando un menú para algún evento en casa no olvides preguntar si tus invitados son alérgicos a algo, así todos disfrutarán de su reunión.

5. El primer paso para planear un evento, es revisar con cuidado el presupuesto que tienes. Solicita varias cotizaciones para decidir cuál es la que se adapta a tu bolsillo. Y considera un poco más de dinero para aquellos pendientes que quedan al final.

6. Si vas a dar un desayuno en casa para un grupo pequeño de mujeres, considera que los manteles deberán de ser floreados o lisos en colores pastel. Adorna tu mesa con arreglos florales pequeños que le den vida a tu desayuno.

7. Cuando vayas a invitar gente a comer a tu casa, no olvides presentar tus platillos de manera variada, es decir, para que luzcan elegantes y apetitosos deberán de incluir color, sabor, textura y porciones pequeñas para que luzcan perfectos en tu mesa.

8. ¿Vas a hacer una comida o cena para varios invitados? Has una lista de ingredientes detallada, que incluya todo perfectamente. Que no te falte nada para quedar bien con tus invitados.

9. Cuando recibes visitas en casa piensa en tus cinco sentidos. Deberás de tener aroma agradable, colores en adornos y/o flores para alegrar su vista. Música que haga sentir cómodos a tus invitados. Sabores deliciosos que hagan sentir en el hogar. Y sillones o sillas cómodas que dan placer y relajación a quienes se sientan.

10. A veces en un evento, aunque sea en casa es bueno tener un mesero que te apoye con la atención a tus invitados, le dará un sentido más elegante y te sentirás  a gusto poniendo más atención a tus invitados.

Artículo escrito por: Martha Aline de la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Recommended Posts