Síndrome De Muerte Súbita Del Infante

¿Qué es?

Es un síndrome del cual no tenemos ninguna explicación de que lo causa, aún después de varios años de estudio. Como su nombre lo dice, es la muerte repentina y sin explicación de niños menores de 1 año.

¿En quienes se presenta?

En cualquier niño menor de 1 año. No necesariamente tienen que estar enfermos, aún en niños previamente sanos se puede presentar. Es más frecuente en las noches, por eso también es conocida como “La Muerte de Cuna”.

¿Cómo que se desconoce la causa?

Cuando se ha presentado, se han revisado múltiples causas y los antecedentes médicos y familiares de los niños sin encontrar una relación. En la autopsia no hay datos que puedan diferenciar daño (abuso, golpes, enfermedades, etc.). Se piensa que no hay una sola causa, sino la combinación de varios factores en el momento equivocado.

¿Cuándo es más frecuente?

Entre los 2 a 4 meses de edad es cuando es más común. También en climas fríos. Es más frecuente en varones que en niñas.

¿Qué lo favorece?

Uso y abuso de drogas, alcohol o tabaco por parte de los padres durante el embarazo y la lactancia. Que no haya un adecuado control prenatal durante el embarazo o mamás adolescentes y  el tener un bebé prematuro.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Infante?

1) Tu bebé debe dormir boca arriba, no de lado y mucho menos boca-abajo. Con las manos libres, es decir, no envuelto.

2) No cubras su cabeza con gorros o cobijas mientras duerme. Puedes usarlos cuando estén todos despiertos y al pendiente.

3) Que no haya fumadores alrededor de tu embarazo o cerca de tu bebé, o preferentemente dentro de la misma casa.

4) Que no duerma en la misma cama que tú.

5) Que no esté tapado con muchas cobijas. El exceso de calor es la causa más probable.

6) En su cuna no debe haber almohadas, juguetes o colchones muy suaves. Las sabanas no deben estar sueltas.

7) Aliméntalo con seno materno lo más posible.

8) Acude a revisión rutinaria con tu pediatra para descartar cualquier afección que pueda incrementar el riesgo de éste síndrome.

9) Que tu bebé reciba todas sus vacunas; estudios demuestran que aquellos niños con las vacunas completas recomendadas por sus pediatras, pueden reducir el riesgo de éste síndrome hasta en un 50%.

10) Si tu hijo presenta reflujo gastroesofágico, escucha bien las recomendaciones de tu pediatra sobre la mejor posición de dormir a tu bebé.

11) Usa un chupón en las noches para dormir a tu bebé. Si no lo quiere, no lo fuerces.

Artículo escrito por: Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y Dirección de Hospitales

Tal vez también te interese leer
Leer más

Chupones

Todos los recién nacido buscan succionar, es una necesidad fisiológica. Además de buscar alimentarse, algunos bebés  chupan sus…
Leer más