que usar cuando se trabaja en casa

En algunas ocasiones cuando imparto el curso de etiqueta profesional y paso a la sección de vestuario me han llegado a preguntar que deben usar las personas que trabajan en casa e inmediatamente me viene a la mente un amigo que tiene su empresa en la casa al lado de la suya pero mandó a hacer una puerta “secreta” que conecta las dos casas… más específico, de su recamara a su oficina… si paso por tu mente, “que cómodo, puede ir en pijama a trabajar y no llegar tarde”… pues acertaste, lo ha hecho en varias ocasiones (fue su secretaria la que me lo contó)… por supuesto eso está mal…. O tu, qué opinas? En fin, te doy algunos consejos por si tu empresa o negocio está en casa.

Primero hay que tomar en cuenta que aunque antes de la revolución industrial el 90% de las personas trabajaban desde casa, ahora se ha vuelto un concepto que puede generar que no tengas credibilidad, tanto para tu competencia como para tus clientes, así que, lo que debes hacer es vestir a la par de tus competidores, y lucir tan profesional como ellos. De manera inconsciente, créeme, tu mismo te sentirás más profesional y exitoso.

Debes de tomar en cuenta dos factores antes de elegir la vestimenta que llevaras a tu trabajo, aunque esté cruzando el pasillo.

1. Tu línea de trabajo

2. Tu contacto con el cliente

Si trabajas en un negocio con poco contacto con el cliente o no, como la escritura, montaje de productos, componer música, dirigir una empresa de venta por internet o teléfono, etc, tu principal preocupación deberá ser la comodidad: jeans, pantalones cortos, sudaderas, etc. Pero si nadie te ve puedes vestir como quieras, pero no en “pijama”.

Si eres un profesional independiente, como un abogado, médico, contador, consultor de negocios, planificador financiero, etc, tienes que vestir de la misma manera que tus homólogos. ¿Por qué? Por que la gente espera que los profesionales vistan profesionalmente.

Si estás orientado a servicios, como la peluquería, cocina, corte y confección, compras personales, etc, elige: pantalones largos y camisa con cuello, para los hombres, y una falda, pantalones o vestido, si eres una mujer. Pero que estén impecables tanto en limpieza como en cuidado sin olvidar la comodidad. Si tu negocio está enfocado a lo laborioso como la limpieza o reparación de automóviles, mantenimiento de aparatos eléctricos o de línea blanca, etc. Considera usar un uniforme que sea de fácil cuidado y de limpiar. Puedes comprar uno en una tienda especializada en uniformes o puedes crear el tuyo con unos pantalones de trabajo (pantalones vaqueros, pantalones caqui) y una camisa polo o camiseta, incluso puedes añadir un logo para la camiseta, créeme, es una manera barata de agregar credibilidad instantánea.

Por supuesto, tÚ y yo sabemos que el utilizar un saco no te va a dar el talento para cerrar un negocio pero piensa que si un negocio fracasa siempre le echamos la culpa al profesionalismo y no a la falta  de credibilidad que perciben tus grandes clientes.

Dos factores muy importantes para no conseguir las metas laborales desde casa son: el espacio sucio y descuidado, y un completo desprecio por la apariencia personal. Así que, considera lo que habrás de usar para trabajar. La ropa transmite al instante profesionalismo y establece credibilidad. Tu cliente ya está receloso de hacer negocios contigo en tu casa… no le des otra razón para alejarlo y pederlo. Vístete adecuadamente.

Martha Aline De la Fuente L.

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Recommended Posts