Tengas o no un contrato laboral puedes solicitar ayuda a la Junta Federal o Local de Conciliación y Arbitraje o la Profedet, explica  lo que ocurre y pregunta los procedimientos para que te apoyen.

La ley se hace cumplir simplemente con que tengas un recibo de la empresa o patrón y/o testigos que apoyen tu asistencia a laborar.

No por estar embarazada tienes que permitir abusos, que tus derechos se hagan valer. Conócelos!!

Por otro lado evita faltar a trabajar a menos que de verdad sea necesario, si te sientes mal asiste al IMSS o ISSSTE para que te expidan una incapacidad, de esa manera te proteges contra los abusos de los patrones mal intencionados.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Recommended Posts