¿Qué Sucede Después Del Parto O Cesárea?

Si vas a ser mamá por primera vez, esta información te puede servir, ya que sabrás lo que sucede una vez que nace tu bebé.

En el Hospital:

Mientras estés en el hospital notarás varios síntomas y molestias, estos generalmente son normales y son revisados constantemente durante tu estancia.

  • Tus músculos estarán adoloridos por el esfuerzo del trabajo de parto y nacimiento de tu bebé.
  • Si te realizaron una episiotomía, es muy seguro que te moleste y esté inflada.
  • Si pasaste por una cesárea, entonces tu herida te picará y será incomodo tenerla.
  • Tendrás muchos miedos sobre los baños de tu bebé, la lactancia, el cambio de pañal, los cambios de ropa, etc. Tranquila. Poco a poco irás aprendiendo y serás una madre estupenda.
  • Tus emociones darán muchas vueltas y tendrás subidas y bajadas, llorarás y reirás sin causas aparentes, es normal.
  • Solo habrás perdido poco peso por lo que notarás que tu cuerpo aun parece de una embarazada, pero con la diferencia de que tu abdomen está muy flácido. Pronto empezarás a recuperar tu figura. Ten paciencia. Se dice que tardaste 9 meses en hacer un bebé. Piensa que tardarás otros nueve en tener de nuevo tu cuerpo.
  • Deberás de seguir comiendo lo más natural y nutritivo posible, esto tanto para la recuperación de tu salud y el desarrollo de tu bebé. No pienses en dietas hasta que termines de lactar ya que todo lo que consumas ayudará a que tu bebé sea un nene fuerte, sano y hermoso. Ya llegará el momento en que tu figura sea un tema al que le brindes atención.
  • Mientras te encuentres en el hospital procura descansar lo más que puedas ya que los próximos meses serán un poco pesados por los horarios de alimentación de tu bebé. Necesitas recuperar fuerzas, aprovecha las horas que tengas en el hospital.
  • Toma nota de todos los consejos que te den los especialistas, muchas personas se acercarán para enseñarte lo referente al cuidado y alimentación de tu bebé, pon mucha atención y pregunta todo lo que te genere dudas ya que es el momento perfecto para aclararlas.
  • Anota y guarda en un lugar especial el nombre, teléfonos y dirección del consultorio del Neonatólogo o pediatra. Lo necesitarás cuando llegues a casa y continúen las dudas.

Pueden suceder cosas que no son normales y deberás de informar inmediatamente a las enfermeras o médicos del hospital:

  • El sangrado es normal, pero si notas que es demasiado o tienes unos enormes coágulos deberás de reportarlo. Del mismo modo, si tu presión arterial sube o baja demasiado, el dolor no cede pese a los medicamentos, si tienes fiebre de más de 38.6° C.

En casa:

Una vez que llegues a casa deberás de reorganizar todo lo que tenías planeado: la ayuda con el bebé, alimentación tuya, alimentación de tu familia, pañales, horarios de alimentación del bebé, horarios de descanso tuyo, de tu pareja y adaptarlos a los del bebé; baños, compras, aseo del hogar, etc, etc, etc.

  • Todavía sentirás contracciones uterinas, estas se llaman “Entuertos” y son los movimientos del útero volviendo a su estado normal. Si duran más de una semana y son muy fuertes deberás de comentarlo con tu ginecólogo.
  • Continuarán algunos dolores musculares, pero notarás que poco a poco disminuyen.
  • Tus pechos estarán hinchados y llenos de leche. Es probable que chorreen y mojen tu ropa interior sin darte cuenta, especialmente cuando duermes.
  • La herida de la cesárea o de la episiotomía seguirá molestando, pero esta última dejará de ser una molestia a la semana de nacido el bebé; la herida de la cesárea va a tardar un poco más.
  • Aun te ves embarazada pero ya no estarás tan flácida. Tus piernas siguen hinchadas. Continúa usando tu ropa de embarazo, te sentirás más cómoda. Poco a poco y de manera lenta irás perdiendo el peso ganado durante tu embarazo.
  • Tal vez tengas diarrea o estreñimiento. Tal vez no controles esfínteres.
  • Puede existir que tengas sentimientos encontrados sobre lo que sucede en casa, con tu pareja, con tu bebé e incluso con las actividades regulares del hogar. Platica con los que están a tu lado y si consideras que las cosas se ponen muy difíciles o agresivas coméntalo con tu ginecólogo.
  • Si tienes problemas para lactar, acércate a la Liga de la Leche; llama a tu hospital para más informes en tu localidad.
  • Solicita la cita con el pediatra para la revisión de la primera semana de tu bebé.
  • Es un buen momento para hacer trámites de registro civil, seguro de gastos médicos, seguro social o solicitar la cartilla de vacunación.
  • Llama a tu médico si notas que tu temperatura sube más de 38.6°C, si aumenta el sangrado o los coágulos continúan; Si ves manchas o sientes partes duras en tus senos; cualquier molestia que no parezca regular.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública.

Tal vez también te interese leer
Leer más

Placenta Previa

La placenta previa puede darse cuando ésta cubre parcial o totalmente el cérvix. Sin embargo, puede ser común…
Leer más
Trabajo de parto
Leer más

Trabajo De Parto

¿Qué es? Es cuando se inicia la actividad uterina, es decir, la frecuencia de las contracciones, su duración…
Leer más