La imagen pública de una persona se da en todos los aspectos de la vida, y el embarazo no es la excepción. Una mujer que le gusta verse bien denota un gran amor y respeto a sí misma.

Durante el embarazo muchas mujeres descuidan su aspecto físico por estar cómodas con pants o batas. Lo ideal es evitarlo. Los pants solo son para hacer ejercicio o para salir a caminar. Las batas, muy socorridas durante esta etapa son para cubrirte fuera de la cama. No permitas que tu comodidad arruine lo hermosa que puedes verte durante ésta linda etapa de tu vida. No se trata de gastar fortunas en ropa de maternidad que es realmente cara, pero si se trata de verse lo mejor posible aun cuando la salud no sea la más adecuada, ya que el verte bien, levantará tu ánimo.

Algunas mujeres embarazadas descuidan su cuerpo comiendo sin cesar debido a tensiones, antojos y algunas veces por confiarse diciendo que “deben  comer para dos”. La acumulación de grasa puede afectar la salud durante el embarazo o después de él. Además de cambiar el aspecto físico que se debiera tener en un embarazo cuidado. Evita comer de más. Lucirás mejor si te cuidas comiendo de todo pero sin exagerar.

En una conversación entre mujeres, no es una competencia prudente  decir quién subió más de peso durante el embarazo. Puedes enorgullecerte al decir que solo subiste de peso lo necesario para tu bebé; en vez de decir que subiste 25 kilos que te costarán trabajo eliminar o que aun tienes, 10 años después.

Cuando estas embarazada y te sientes mal, la mejor manera de sentirte bien es arreglándote y asomándote al espejo. Cuando ves tu rostro maquillado y estas bien vestida tu día se puede llegar a animar. La autoestima inicia frente a un espejo. Todos te dirán lo bien que luces y tu cerebro transformará esas palabras en sonrisas benéficas para tu estado de ánimo.

Cada vez más los diseñadores de ropa para embarazadas nos presentan creaciones súper  alegres y coloridas. Ya no hay pretexto para no  lucir muy guapa durante tu embarazo. Es una etapa muy bonita en tu vida como para que no aproveches tanta diversión y matices en el vestir. Afortunadamente, hay diseños para todos los bolsillos.

El hecho de que tu bebé no te deje dormir por las noches, tu casa sea un desastre y tengas tantas cosas que preparar para tu nuevo bebé, no quiere decir que no dediques unos momentos para lucir hermosa para ti y el resto de tu familia. Te sentirás menos agobiada si llevas todos tus problemas con el rostro maquillado. Muchas mujeres pueden dudar de esta afirmación pero si lo llevas a cabo verás como es muy cierta.

El descuido físico de tu persona tras el nacimiento de tus hijos puede ser la causa de muchos problemas que tienen solución en casa. Verás que si te arreglas un poco y cambias los pants por una falda y taconcitos, tus problemas serán menores. Tu pareja se sentirá mejor estando frente a ti y encontrarás solución a todo.

Una figura delgada luce más que una llenita. Si tu sobrepeso tiene solución… ¿qué esperas para solucionarlo? Es por tu salud.

Tu ropa siempre debe reflejar como eres. Mantén botones en su lugar, los hilos que cuelgan deberás de cortar, bastillas bien cosidas y ropa decolorada, no es aceptable. El descuido de tu ropa es el reflejo del descuido de tu persona.

Embarazada o no, puedes hacer mucho por ti si mantienes un aspecto físico saludable y hermoso. El ejercicio te activa y te mantiene de mejor humor. Una actividad de tu agrado además del trabajo o la casa te ayudarán a no descuidar la parte más importante de tu familia, tú misma.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública.