El Papá en el nacimiento del bebé

Muchos futuros papás planean entrar al quirófano para presenciar el nacimiento de su bebé; sin embargo, no siempre están bien informados de lo que puede ocurrir.

Para empezar tienen que, primero calmarse, respirar profundo y convertirse en ese ser fuerte y poderoso que quizá en los últimos meses ha dejado descansar.

Una vez que se encuentren en la sala de labor de parto es muy probable que sienta que no es necesaria su presencia en el lugar. Por el contrario, la mamá lo necesita más que nunca y, aunque, tal vez ella se comporte de manera diferente, usted manténganse como el apoyo que siempre ha sido. La mamá tendrá que tomar algunas decisiones como en que momento quiere que le apliquen la epidural o si no quiere que se la apliquen. Usted deberá de apoyar sus decisiones y explicarle las ventajas o desventajas  que le expliquen los doctores. Muchas veces los especialistas nos explican las cosas y  no las entendemos hasta que nuestra pareja nos las dice tal cual las podemos comprender. Ayúdela en todo, pujando, respirando, cuando lo jalen de la corbata y hasta cuando le aprieten la mano tan fuerte que casi se le salgan las lagrimas. Manténgase firme, este es el momento de demostrar su valía. Su capacidad de ser  “el caballero en armadura” que toda mujer quiere.

Si decide entrar al quirófano comprenda que en ese momento se convertirán en “papá y mamá”. Tal vez no sea necesario acercarse a contemplar el nacimiento del bebe directamente; con que se mantenga  en el área designada para su estancia, cerca de la mamá puede ser suficiente apoyo y una experiencia extremadamente satisfactoria.

Los quirófanos presentan un ambiente frío y demasiado serio; rompa el hielo con su pareja y distráigala con chispazos de humor, algún juego que tengan juntos, demostrándole su empatía  o explicándole lo que sucede (sin espantarla). El tiempo pasará más rápido para ambos y se sentirán aún más cercanos uno del otro. Pero si ella le pide que se guarde silencio, también hágale caso. Por ningún motivo olvide que una vez que su bebé haya nacido deberá de felicitarla por el trabajo tan bien realizado que acaba de tener.

Artículo escrito por Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública.

Recent Posts
Contáctanos

Puedes enviarnos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Start typing and press Enter to search

Seré Un Buen Padre