Ejercitarse Sin Gastar Mucho

Siempre ponemos pretextos para hacer ejercicio y ni siquiera son pretextos creativos, “tengo mucho que lavar”, “a mis hijos no los dejan entrar al gym”, “mi horario de trabajo no me lo permite”, “no tengo dinero, es muy caro”, y éste último es el más común. La realidad es que nos da flojera y no buscamos el momento adecuado para movernos, aun cuando no necesitamos gastar grandes fortunas. Lo ideal es ejercitarnos de 3 a 4 días a la semana por media hora al menos. Sin embargo, hay gente no lo hace ni un solo día a la semana.

Aquí te presento algunos consejos para hacer ejercicio a bajo costo y dedicándole un rato.

DE LUNES A VIERNES

En casa:

Puedes hacer ejercicio aunque no lo creas. Existen programas de televisión que ofrecen programas para personas que les gusta hacer ejercicio, hay programas de aerobics, yoga, pilates, y hasta “pesas” que puedes hacer en casa con bolsas de arroz o frijol.

Otra opción es comprar videos de ejercicio, son muy económicos y hay para todas las edades y condición de salud; hombres o mujeres. Esta opción de videos también la puedes encontrar en algunos productos alimenticios como los cereales, barras energéticas o yogures, vienen de regalo al comprar el producto.

Puedes comprar una rutina de ejercicios en casa. Solo deberás de contactar un entrenador personal ya sea que asista regularmente a tu casa (puede ser medianamente caro) o que le compres la rutina cada mes y la hagas por tu cuenta.

Las abdominales son el ejercicio perfecto para reducir cintura y marcar el abdomen, no necesitas un lugar en específico para hacerlas. Pero asegúrate de que tu médico te dé autorización para hacerlas, ya sea que tengas algún problema de espalda o acabes de pasar por alguna cirugía.

Solo caminar:

Salir a pasear con tu bebé en su carriola, le hace muy bien recibir un poco de sol, y a ti te ayuda a despejar tus ideas y salir de la rutina de casa o del trabajo.

Ir a la tienda o  a recoger a los hijos a la escuela, puede ser una oportunidad para caminar un rato.

Platicar con amigas mientras caminas es una forma perfecta de compartir lo que sucede con cada una en vez de estar sentadas en la sala de una casa o en un café.

Subir escaleras:

¿Tu trabajo está en el quinto piso? No uses el elevador, mejor sube las escaleras. Al principio puede ser un poco pesado pero después de una semana notarás la diferencia.

Si te paras de puntitas en el borde de un escalón y subes y bajas varias veces las piernas estiradas y apretando los glúteos reafirmarás las “pompis” y los “chamorros”.

Si en donde vives tienes escaleras sube el equivalente a 3 pisos tres veces cada día.

En lugares públicos:

Parques, centros al aire libre para deportistas, clubes deportivos son lugares ideales para ejercitarte y no requieres de mucho dinero, en algunos de estos lugares no cobran por entrar y puedes socializar con gente que tiene tus mismo intereses. Algunas veces se reúne un grupo para hacer aerobics y la cuota de la maestra que imparte es muy baja, pagas al terminar. En los clubes deportivos si cobran por entrar o pertenecer. Hay de todos los precios, desde los muy económicos que pagas solo cuando vas hasta los que te permiten adquirir una “acción” y llegan a ser muy caros.

SÁBADOS Y DOMINGOS

Paseos:

Si vas a un centro comercial, pasea por todo el lugar, recorre toda la plaza en todos sus pisos. Descubrirás las tendencias de moda, verás gente contenta y sin darte cuenta te estás ejercitando al mover tu cuerpo aunque sea de manera lenta. Eso sí, evita consumir alimentos chatarra mientras caminas, mejor lleva una botella con agua y sientate a comer sano.

Visitar museos, parques de diversiones,  zoológicos, etc. puede ser una actividad divertida que puedes hacer con tu familia o amigos. Al mismo tiempo que convives puedes pasar un día muy divertido y hasta educativo.

Conocer un pueblo, ciudad o país nuevo puede llegar a ser muy benéfico para tu cultura general y tu cuerpo ya que además de ejercitarte podrás conocer la cultura, folklore y comida del lugar.

En México muchas ciudades cierran algunas de sus avenidas e invitan a las familias a convivir paseando en bicicleta o simplemente caminando. Las familias se pueden sentir seguras ya que en el lugar hay mucho personal de seguridad.

Los balnearios son perfectos para divertirse mientras haces ejercicio. Pasas un día muy divertido y refrescante. Para quienes viven en alguna playa, nadar en el mar es completamente gratuito y extraordinario para todo el cuerpo. Si tienes la oportunidad de esquiar o cazar olas puedes hacerlo más divertido.

Actividades extremas

Si te gusta la emoción puedes inscribirte a algún deporte extremo como el rapel, alpinismo, ciclismo de montaña, snowboard, descenso en rio, buceo y muchos, muchos más que además de ser un reto serán excelentes para ejercitarte y salirte de la rutina. Primero revisa todo lo que necesitas como el equipo o tipo de ropa,  para realizar algún deporte o actividad extrema ya que en este caso pueden ser más caros de lo que piensas.

Como ves el ejercitarte puede ser divertido y económico en la mayoría de los casos, solo asegúrate de tener las ganas, crear una disciplina y tener los zapatos tenis o el equipoadecuados para cada actividad, de este modo te lastimarás lo menos posible en caso de sufrir un accidente deportivo.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Recent Posts
Contáctanos

Puedes enviarnos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Start typing and press Enter to search