Descrito originalmente por la Dra. Virginia Apgar, anestesióloga, en 1952. Utilizada primeramente como una forma de evaluar a los bebés, posterior al uso de anestesia.

¿Quién pone esa calificación?

La ponen tanto el pediatra como el neonatólogo al recibir a los bebés, ya sea por parto vaginal o cesárea.

¿Qué mide?

Mide 5 criterios en una escala de cero a cinco y la suma de éstos nos da la calificación que va de cero a 10 y se toma al minuto y a los 5 minutos; en ocasiones es necesario tomar otras mediciones cada 5 minutos. Para que lo recuerdes, usa el siguiente acrónimo: Apariencia, Pulso, Gesticulación, Actividad, Respiración.

¿Cuánto es lo normal?

Todas las calificaciones arriba de 7 son consideradas normales. Entre 4 a 6 nos dicen que algo puede estar mal y por eso es necesario reevaluaciones consecutivas. Las calificaciones menores de 3 indican que puede haber un problema serio, aunque no indican que no haya solución o se presenten secuelas.

¿Porqué se toman 2 o más veces?

La primera calificación al minuto va de cero a 10 y generalmente nos habla del bienestar del bebé en el útero. A los 5 minutos se toma de nuevo la calificación que va de 0 a 10 y generalmente nos habla del bienestar del bebé durante la reanimación. Lo mejor es que sea mayor a la primera calificación y eso significa generalmente que no hubo problemas al nacimiento.

A veces es necesario reevaluaciones cada 5 minutos y es debido a que se detectó un problema y se está solucionando.

¿La calificación de Apgar refleja enfermedades cardiacas?

No. Tampoco descarta otro tipo de malformaciones. Sólo nos demuestra la capacidad de bienestar inmediatamente posterior al nacimiento. Algunas malformaciones de cualquier tipo pueden tardar horas o días en manifestarse.

¿Una calificación baja en el primer minuto es mala?

No. Simplemente significa que necesitamos mayor atención. Lo importante es que recupere antes de los 5 minutos. Cuando no recupera antes de los 5 minutos, es necesaria la evaluación por un neonatólogo. Recuerda, ésta calificación no habla de predicciones a largo tiempo, sino de si el bebé necesita o no atención médica inmediata.

¿Y si mi bebé sacó 10?

Aunque es muy raro, a veces se califica con 10 a un bebé. La mayoría de los bebés continúan con acrocianosis en sus deditos o boca, y por eso no alcanzan el 10. Los niños que nacen en altitudes como en la ciudad de México, es casi imposible que obtengan un 10 por la acrocianosis. Además, no hay ninguna diferencia entre un niño de 9 o 10.

 

Escala de Apgar

 

Criterio Cero Uno Dos
A  (Apariencia, Coloración) Azulado todo el cuerpo (cianosis) Azulado en extremidades  y cuerpo rosado (acrocianosis) Todo rosado
P (Pulso, frecuencia Cardiaca) Ausente < 100 latidos/min > 100 latidos/min
G (Gesticulación, Reflejo de irritabilidad) No responde a la estimulación Llanto y gesticulación débil a la estimulación Llora y avienta cosas
A (Actividad, Tono muscular) Ausente Poca flexión Brazos y piernas flexionadas.
R (Respiración) Ausente Débil, irregular, jadea Fuerte, vigorosa, llora

 

 

Artículo escrito por: Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y Dirección de Hospitales

Recommended Posts