Avisar En El Trabajo Que Estas Embarazada

 

Algunas mujeres deciden no contar que están embarazadas por temor a ser despedidas, que hablen mal de ellas o que las bajen de puesto por “no poder” con las responsabilidades de su actual empleo.

Es muy importante tomar la decisión de hablar o callar desde iniciado el embarazo, sin embargo, tarde o temprano todo el mundo se enterará.

Si te está pasando que constantemente pasas tiempo en el baño vomitando o mareada  y con nauseas, los comentarios no tardarán y se convertirán en chismes que perjudicaran tu reputación cuando se empiecen a inventar cosas que no son ciertas y seas llamada por tus superiores para aclarar lo que sucede. Los que no han tenido niños, inmediatamente se sentirán amenazados por tu falta de atención a tus obligaciones. En este caso lo ideal es que te acerques a tu jefe y lo hables de inmediato, para que entres al programa de embarazadas de la compañía donde laboras y puedas tener protección, contra todos los problemas que puedan surgir; esto en caso de que tu empresa cuente con este apoyo.

Es muy importante que el primero en enterarse sea tu jefe inmediato. Si por alguna razón no sientes confianza o tienes temor a su reacción puedes acercarte al departamento de recursos humanos para que te asesoren respecto a tus derechos y obligaciones.

Si trabajas en un lugar que puede ocasionar algún tipo de riesgo o peligro al desarrollo de tu embarazo o a tu bebe es importante que hables inmediatamente, ya que algunos químicos o esfuerzos a los que estas acostumbrada o sabes manejar bien pueden afectar gravemente a tu bebe desde el primer trimestre de embarazo. Solicita un cambio de puesto o área para que puedas continuar laborando. (Revisa cuáles son algunos lugares de trabajo riesgosos para las embarazadas:  http://www.sanayhermosa.com/2013/08/lugares-de-trabajo-riesgosos/)

Si te acabas de enterar que estas embarazada y al mismo tiempo te enteras que te van a ascender de puesto, promover o asignarte un nuevo proyecto, lo ideal es que esperes un poco si crees que el estar esperando un bebe pueda ser un inconveniente para lograr tu nueva meta.  Si no hay forma de ocultar que estas embarazada, ni modo, tendrás que comentarlo y demostrar que tu talento vale mucho y que aun embarazada eres capaz de continuar con nuevas metas laborales y cumplirlas en tiempo y de manera profesional. Para el caso del tiempo de revisión de sueldos aplica igual, si crees que el anunciar que estás embarazada afecta para que te suban el sueldo espera un poco para hablar.

 

Creando un plan

Si estas embarazada, ya sabes la fecha aproximada en que llegará tu bebe por lo que deberás de planificar tus fechas respecto a las fechas laborales.

Si tienes algún proyecto que entregar y se cruza con la llegada de tu bebe, organízate con tus compañeros de proyecto para que todos conozcan lo que haces y deja por escrito lo que se deberá de hacer en caso de que el proyecto siga y tú ya no; esto ayudará a que sigas siendo parte del equipo pero que no te veas perjudicada al despedirte de dicho proyecto.

Deja a la mano todos los datos necesarios para que la persona encargada de tu trabajo sepa qué hacer y cómo hacerlo como si tú no te hubieras ido de la empresa, esto te ayudará para que cuando regreses encuentres todo como estaba.

Tanto a tu jefe inmediato como a la persona que se quedará en tu lugar entrégales por escrito toda la información sobre tu permiso de maternidad, la fecha en que te vas y la fecha en que regresas. Agrega también tu celular o número telefónico en donde pueden localizarte en caso de una urgencia laboral que no puedan resolver; será complicado que te llamen justo durante tu labor de parto pero créeme, será una buena distracción si los apoyas unos minutos. (Pero si ellos abusan llamándote constantemente hazles saber que estas en permiso maternal y que necesitas atender tus asuntos y ellos los suyos).

 

Pero, ¿Cómo decírselo al jefe?

  • Deberás de buscar un momento adecuado cuando él o ella no se encuentren presionados por carga laboral y que no haya tensión en el lugar de trabajo
  • Solicita una cita para “tratar un asunto personal”. Procura que nadie interrumpa o que no exista presión por el tiempo que te dedique. Si las cosas no van tan bien como esperabas, suspende la conversación y pide que continúen o terminen de hablar en otro momento.
  • Hazlo después de presentarles algún buen proyecto o un trabajo pendiente que alivie su estrés laboral.
  • Procura que sea por la mañana, al inicio de la semana (estarán más tranquilos); evita que sea antes de la hora de salir y menos en el último día de la semana laboral.
  • No des la noticia por teléfono, mail, notita en el escritorio o cuando vaya en algún transporte, como cuando se dirige a una cita o diligencia laboral.
  • Planea bien lo que dirás, piensa en lo bueno y lo malo que te podría decir y ensaya tus respuestas ante todos los escenarios que se te pudieran presentar.
  • No te disculpes por estar embarazada, por el contrario, coméntalo muy contenta haciéndole ver que serás una mujer muy feliz cuando seas mamá trabajadora, capaz de cumplir con tu familia y tu actividad profesional.
  • Utiliza colores claros en telas suaves, inconscientemente cuando te escuche las cosas se “suavizarán”.
  • Se educada y afable pero firme en tu noticia.

El estar embarazada y trabajar se convertirá en un reto más para ti, pero verás cómo sales adelante con gran orgullo.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en imagen Pública

Recent Posts
Contáctanos

Puedes enviarnos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Start typing and press Enter to search

Ayuda para cuidar a tus hijos cuando trabajas desde casa o en una empresa