Alberca

El ahogamiento es una de las principales causa de muerte y daño cerebral en niños.

Coloca barandales alrededor de la alberca, mínimo de 1metro de altura.

Nunca dejes a un niño sólo en la alberca y nunca lo pierdas de vista.

Si un niño se pierde, primero revisa la alberca o las tinas. Recuerda, cada segundo cuenta.

Se recomienda iniciar con clases de natación lo antes posible. Hay técnicas actuales que sólo le enseñas a los niños pequeños a mantenerse a flote hasta ser rescatados o alcanzar una orilla.

Se recomienda un sistema de circuito cerrado para vigilar la alberca continuamente, así como sensores de movimiento.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Recent Posts
Contáctanos

Puedes enviarnos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Start typing and press Enter to search