Ropa de embarazada, prestada o regalada

A todo el mundo le emociona un futuro bebé y son muchas las personas que quieren brindar su apoyo. Una de las formas de ayuda es regalándote ropa de medio uso de embarazadas o prestándotela.

Acepta toda la ropa que te ofrezcan, pide a tus amigas de más confianza que te presten lo que ellas ya no van a utilizar y si tienes la fortuna de que te la regalen entonces llévala con un sastre o costurera para que te la arreglen y te la dejen a tu tamaño. No le arregles el área de la panza a menos que de verdad sea muy necesario por que sobrepasa más de dos tallas. Pero si arréglale los largos, las bastillas y las valencianas.

Si las personas que te prestaron o regalaron la ropa que ellas usaron se sentirán muy dichosas por haberte ayudado. El tener más opciones de ropa sin gastar un extra es una gran ayuda especialmente para las últimas semanas cuando sientes que ya pareces “retrato”.

A algunas personas les puede dar pena ofrecerte su ropa, si tu sabes que aun conservan la ropa, ya no la van a utilizar y les tienes mucha confianza, no dudes en decirles lo mucho que te  gustaría usar tal o cual vestido que a ellas les hacia verse increíbles. Ellas tal vez se quiten la pena y te ofrezcan su ropa. Puede que otras se vean renuentes a prestarte su ropa, si sabes que no se desprenderían tan fácil de ella, mejor evita pedírselas.

Lo que si no puedes usar por ningún motivo es la ropa interior de otras personas, aun cuando sea tu hermana. La ropa interior es intransferible y completamente personal. Así que, no aceptes, pantaletas, brass ni calcetas. Incluso las pijamas pueden ser antihigiénicas.

Tema escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública

Recent Posts
Contáctanos

Puedes enviarnos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Start typing and press Enter to search