Embarazo En Adolescentes - sana y hermosa
En la adolescencia con el inicio de los noviazgos pueden comenzar algunas preocupaciones en las familias. Es común para los padres temer porque sus hijos, especialmente las mujeres, inicien una vida sexual y queden expuestas a una infección de transmisión sexual y a embarazo no planeado, y sobre todo, no deseado. A pesar de ese temor, puede suceder que por considerarse un asunto censurado o por falta de información adecuada y suficiente no se hable del tema en la familia.

Los padres conocemos de lo difícil que es asumir la responsabilidad de formar una familia y de criar a nuestros hijos. Deseamos que nuestros hijos puedan estudiar, disfrutar su adolescencia, desarrollarse profesionalmente, elegir una buena opción de vida y comenzar otro ciclo con sus propios hijos. Desafortunadamente, es algo común que a consecuencia de un embarazo no planeado, los adolescentes transformen su vida y las de sus familias. El embarazo en adolescentes afecta su salud, educación, proyecto de vida, relaciones sociales y culturales, y su economía entre otros aspectos.

Ante un embarazo no planeado y sobre todo en adolescentes cuando no es deseado, se encuentran tres posibles acciones: llevar a término el embarazo y convertirse en padres con los cambios lógicos en el plan de vida, o bien al momento del nacimiento dar al bebé en adopción, o la tercera opción, interrumpir el embarazo.

Cada año, cerca de 50 millones de las 190 millones de mujeres que se embarazan en todo el mundo se realizan un aborto para terminar con un embarazo no deseado, y aproximadamente un 13 % de las muertes maternas son causadas por complicaciones del aborto. De acuerdo a la Secretaria de Salud, entre 1990 y 2011 en México se registraron 27,997 muertes maternas, de las cuales 2,030 fueron por causas relacionadas al aborto.

Además, el riesgo de mortalidad materna es más alto del promedio en mujeres jóvenes (menores de 18 años) porque su desarrollo es incompleto, en mujeres mayores (mayores de 40 años) y en mujeres con varios embarazos porque su salud puede estar mas comprometida. Si las mujeres menores de 20 años y aquellas mayores de 39 años evitan un embarazo no planeado, la mortalidad materna podría disminuir un 34 %

El número de hombres y mujeres de entre 12 y 19 años en México representa un 32 % del total de la población, esto es, 38.1 millones de personas. De ellos, un 23 % han iniciado su vida sexual. A nivel nacional, de acuerdo con los datos de una encuesta demográfica (2009), la edad promedio del inicio de la vida sexual en las mujeres era de 15.9 años. Del total de las mujeres adolescentes entre los 12 y los 19 años de edad que han tenido relaciones sexuales, un poco mas de la mitad de ellas (51.9 %) ha estado alguna vez embarazada, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012. Como consecuencia de estas tendencias, también el porcentaje de nacimientos en madres adolescentes aumentó de 15.6 % a 18.7 % entre 2003 y 2012.

Aunque la tasa global de fecundidad disminuyó de 2.26 hijos por mujer en 2009 a 2.21 en 2014, los nacidos vivos en adolescentes de entre 15 y 19 años de edad aumentaron de 70.9 por cada mil mujeres en 2009 a 77 por cada mil mujeres en 2014. El 17.4 % de los nacimientos ocurridos anualmente son en menores de 20 años, lo que equivale a 340 mil nacimientos aproximadamente.

Uno de cada 4 embarazos en adolescentes no fue planeado, mientras que uno de cada 10 tampoco fue deseado.

Entre las mujeres de 15 a 19 años, un 44.9 % no utilizan ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual. En este grupo el método más usado en la primera relación sexual fue el condón (89.3 %), un método no tan efectivo, seguido por los hormonales (6.6 % ).

El bienestar físico, mental y social de los hombres, las mujeres y los niños suele mejorar cuando las parejas tienen menos hijos a los que pueden prodigar mejores cuidados. Se ha demostrado que el uso apropiado de la planificación familiar ayuda a evitar embarazos no planeados y además a reducir la mortalidad y la morbilidad materna e infantil.

La meta de la planificación familiar es informar a las parejas y a cada persona para que elijan libremente cuántos hijos van a tener y cuándo tenerlos. La mejor forma de hacer esto dando a los hombres y a las mujeres suficiente información para que puedan tomar decisiones informadas y una vez hecho esto, poniendo a su disposición métodos anticonceptivos eficaces y seguros.

Dr. Julio Morfín Martín

Gineco-Obstetra

Recommended Posts