Conoces tu tipo de piel - Sana y Hermosa

No todas tenemos el mismo tipo de piel por lo que es indispensable conocerlo para poder comprar los productos adecuados. Seguramente te habrás fijado que en las etiquetas de las bases de maquillaje, las cremas de día, los geles de limpieza o en infinidad de productos para el rostro dice “De Mixta a  Norma”. “Piles Grasosas”, etc. Bueno, aquí encontrarás una sencilla guía para identificar tu tipo de piel.

Normal: es una piel luminosa, sin manchas, sin brillos, sin poros abiertos, y sin ningún problema, son pieles perfectas, son poco comunes. Realmente son pieles envidiables.

Seca: es una piel sin vida, opaca, agrietada, grisácea, si se le aplica humectante inmediatamente “lo chupa” y lo desaparece, es rasposa, y puede llegar a cuartearse. Algunas pieles son más propensas a ser secas en  épocas de frio.

Grasosa: es una piel que brilla constantemente, se ve aceitosa, tiene los poros abiertos o grandes, puede llegar a tener granos, espinillas, e imperfecciones. Aun después de lavada la cara se ve grasa o como si sudara.

Combinada o mixta: se caracteriza por tener la zona “T”  (frente, nariz y barbilla) grasosa y los pómulos secos o normales, la zona “T” tiene las mismas características que una piel grasosa. Esta piel es muy común.

Sensible: comúnmente son pieles claras, de personas pelirrojas. Se enrojecen al sol. Una piel sensible es aquella que reacciona con  mayor rapidez ante agentes externos, es una piel más fina, frágil, y enrojecida en algunas zonas.

Intolerante: la piel se irrita ante la más mínima agresión, se descama y arde. No tolera los excesos del sol, las oleadas de frío, ni los cosméticos agresivos.

Alérgica e hipersensible: puede reaccionar tornándose alérgica a los productos que  soportaba bien anteriormente. Es indispensable llevar un control de los productos que se utilizan y anotar todo tipo de reacción para que el Dermatólogo nos indique los productos que mejor le convienen a esta piel.

Ahora si, después de determinar que tipo de piel tienes puedes comprar como toda una profesional los productos de belleza y de limpieza para tu rostro.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública.

Recommended Posts