Generalidades

Los niños siempre serán niños. Suena absurdo, tal vez, pero la mayoría de los accidentes suceden por situaciones absurdas.

Los niños no son adultos pequeños, no entienden los peligros como nosotros. Un niño se caerá, tirará cosas, desobedecerá, resbalará, jalará, etc.

Lo importante es que tomemos conciencia de esto y sigamos las siguientes recomendaciones lo más fiel posibles para disminuir el riesgo de accidentes.

Casa Segura es una serie de artículos fáciles de entender donde podrás encontrar una variedad de temas referentes a la seguridad de tu familia en el hogar. Recuerda que éstos tips no encajan en todas las familias, así que acopla los que puedas utilizar y mantén a tu familia Sana y Hermosa.

Lo más importante de todo: NUNCA DEJES A UN BEBÉ DESATENDIDO, NO HAY SUSTITUTO PARA LA SUPERVISIÓN.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Puertas

Coloca un seguro fuera del alcance de los niños y mantén la puerta principal siempre cerrada con llave.

Si la puerta tiene cristales, colócales una película plástica de seguridad para evitar que se astillen en caso de romperse.

Coloca calcomanías de colores a la altura de los ojos para que no corran a través de los ventanales.

La puerta del baño nunca debe tener llave colocada. Hay cerraduras especiales para baño que permiten que se abran sin llave en caso de emergencia.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Plantas

Plantas y bebés no son buena combinación. Algunas pueden ser venenosas.

No uses pesticidas si tienes jardín y bebé.

Las hojas, secas o frescas, pueden ser tragadas por tu bebé y asfixiarse.

No dejes a un bebé en el jardín sin supervisión, hay muchos insectos y algunos son ponzoñosos.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Escaleras Y Balcones

Las escaleras pueden ser peligrosas para toda la familia, especialmente un adulto cargando un niño (se pierde visibilidad).

Nunca dejes cosas en las escaleras. Si están sucias o mojadas, límpialas inmediatamente.

No son lugar para jugar ni llevar juguetes, a menos que estén con un adulto y al terminar recojan todo.

Verifica regularmente que el barandal y pasamanos de la escalera sea seguro, que esté bien firme.

Coloca puertas de seguridad al inicio y final de las escaleras. Éstas deben estar bien sujetas a la pared. No se recomiendan las puertas colocadas a presión, no son tan resistentes.

Que nunca te vean saltar éstas puertas, un niño imita.

En caso de balcones, puedes colocar paneles de Plexiglass en ambos lados del barandal.

No coloques muebles en la orilla de los balcones o escaleras, pueden treparse y caer.

Coloca cintas antiderrapantes en escaleras y balcones, son útiles no sólo para los niños.

No coloques lámparas incandescentes o antorchas en el balcón al alcance de los niños, las quemaduras son muy serias.

Recubre los conectores de energía eléctrica con tapones especiales.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Alberca

El ahogamiento es una de las principales causa de muerte y daño cerebral en niños.

Coloca barandales alrededor de la alberca, mínimo de 1metro de altura.

Nunca dejes a un niño sólo en la alberca y nunca lo pierdas de vista.

Si un niño se pierde, primero revisa la alberca o las tinas. Recuerda, cada segundo cuenta.

Se recomienda iniciar con clases de natación lo antes posible. Hay técnicas actuales que sólo le enseñas a los niños pequeños a mantenerse a flote hasta ser rescatados o alcanzar una orilla.

Se recomienda un sistema de circuito cerrado para vigilar la alberca continuamente, así como sensores de movimiento.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Cocina

La cocina es un lugar donde estás gran parte de tu tiempo y es una de las zonas más peligrosas para los niños y los bebés.

Lo mejor sería no dejar entrar niños y mascotas, te distraen. En caso de que no puedas evitarlo, fíjate bien dónde está tu hijo para que no lo pises, te tropieces o le derrames algo caliente encima. La principal causa de quemaduras en la cocina es por líquidos calientes, no por fuego.

Siempre usa zapatos antiderrapantes, preferentemente cerrados por si te cae algo encima, limpia inmediatamente cualquier derramamiento para evitar resbalones. Sujétate el cabello para que no te tapen los ojos. Lávate las manos constantemente.

Retira los recipientes de comida de mascotas del piso después de usarlos o aún mejor, no les des de comer dentro de la cocina.

Que no metan juguetes y que no entren enojados, si los obligas a ayudarte en la cocina, se vuelven descuidados y pueden lastimarse seriamente.

No corras, ni dejes que nadie corra en la cocina.

No asumas que tus hijos saben manipular objetos calientes o pesados sólo por que te ven en la cocina, ten paciencia y enséñales cómo comportarse en la cocina.

Que no se acerque al horno y enséñale a no tocarlo, recuérdale que se pone muy caliente y puede quemar. Díselo muy seria, segura y sin distracciones. Haz lo mismo con las llaves del gas.

Aleja los desperdicios y/o la basura de tus hijos. Preferentemente, que no tengan acceso a ella.

No dejes utensilios de ningún tipo en las orillas de las mesas, sobre todo los filosos o que se puedan romper. Utiliza las hornillas de la estufa que no estén al frente.

Utiliza guantes para sostener o transportar objetos calientes, a veces se nos hace muy fácil agarrar algo caliente y pasarlo al fregadero, pero a veces puede estar tu hijo en medio y nos podemos quemar o derramar algo.

Mantén todo aquello a lo que se puedan trepar y/o jalar fuera de la cocina (sillas, bancos, cajas, manteles largos, etc).

Coloca seguros para niños en los gabinetes y cajones, en especial en aquellos que guardan objetos filosos, pesados, alimentos secos como frijoles, medicinas y limpiadores. También guarda cerillos y/o encendedores, preferentemente bajo llave.

No intentes levantar lo que no puedas, puede caerles a tus hijos. Pide ayuda.

Tena a la mano un extinguidor de fuego y enséñales para qué y cómo funcionan.

Si tu hijo te va a ayudar a cocinar, entonces: 1) Que reconozca que es un lugar peligroso, no es para jugar; 2) La higiene es primordial, que se lave las manos, así como frutas y verduras; 3) Supervisa lo que hace tu hijo, principalmente al usar cuchillos, estufas u hornos; y 4) Que sepa a donde ir y a quien hablarle en caso de algún accidente. Haz divertido éste momento y disfrútenlo seguros.

 

Dr. Carlos Armenta

Pediatra Neonatólogo Mtro. Admin. Servicios de Salud

Armas De Fuego

armas de fuego

 

Preferentemente no tenerlas en casa, aún con el permiso debido de las autoridades.

Nunca las escondas en el cuarto de los niños, tarde o temprano las van a encontrar. Esto aplica a cualquier lugar de la casa, siempre las encuentran.

En caso de que tengas una, desmantélala, que nunca esté cargada, colócale sus seguros de gatillo o colócala en una caja de seguridad. Siempre asume que está cargada, aun cuando tú mismo la hayas descargado.

Explícale a tu hijo que no es un juguete. Si empiezas diciendo NO sin explicación, llamarás más la atención y su curiosidad. Dile que puede causar mucho daño.

Nunca apuntes un arma hacia otra persona, ni jugando; menos frente a los niños.

No avientes, tires o juegues con el arma. Un arma no es un juguete, no la trates como tal. Tampoco es un símbolo de status social o de fuerza.

Si encuentras un arma en el piso, no la recojas ni dejes que los niños de acerquen. Busca la autoridad más cercana y da aviso.

Recuerda, sólo se necesita un pequeño error para crear un gran accidente.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Corralito Para Jugar

Los corralitos son apropiados para los niños que aún no pueden trepar. Elige el recomendado para la altura y el peso de tu bebé y sigue las instrucciones de armado y uso del fabricante.

Procura usar un corralito nuevo, así no le faltarán piezas. En caso de uno usado, procura tener el instructivo y revisar las piezas.

El colchón debe ser del tamaño exacto del corralito, así no habrá aberturas donde pueda introducir su cabeza y asfixiarse.

No coloques otros acolchados u objetos en el interior del corralito que le permitan a tu bebé treparse al exterior.

Nunca dejes al bebé en un corralito de red con un lado colocado en posición baja, ya que el bebé podría rodar y quedar atrapado en el espacio existente entre el acolchado y la red, lo que podría causar su sofocación.

Elige un corralito cuya red tenga agujeros que no sean mayores de seis milímetros. En un corralito de madera la separación entre los barrotes no debe ser mayor de seis centímetros.

Verifica con frecuencia que los barandales cubiertos de tela o de vinilo no estén agujerados o rasgados.

No coloques el corralito cerca de una ventana. En caso de que tenga que estar cerca de una ventana, asegúrate que no queden cerca las persianas o cortinas o los cables de éstas, así evitarás accidentes por estrangulación.

No ates artículos de un lado a otro en la parte superior del corralito, ya que el bebé podría enredarse y sufrir estrangulación.

No la coloques cerca de extensiones eléctricas, lámparas o cualquier objeto eléctrico conectado. Los cables deben estar enredados y sujetos en una altura donde un bebé no pueda alcanzarlos.

No coloque juguetes que puedan utilizar para escalar y treparse.

Nunca dejes desatendido al bebé en su corralito de juego.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

Andaderas

Andaderas - Sana y Hermosa

Ya están prohibidas en muchos países ya que no son recomendables para el correcto desarrollo del bebé y son muy peligrosas, si decides utilizar una sigue las siguientes recomendaciones. Ten en cuenta que la mayoría de los accidentes que involucran andaderas, ocurren cuando los bebés se dejan desatendidos.

  • Nunca dejes desatendido al bebé en una andadera.
  • Elige una andadera fuerte y recomendada para la altura y peso del bebé.
  • Para asegurar su estabilidad, selecciona una andadera cuyas redes estén separadas por distancias mayores que el largo y el ancho del armazón de la andadera.
  • Los resortes y las bisagras deben estar protegidas por una cobertura.
  • Sólo permite que se use sobre superficies lisas.
  • Cuando el bebé este en la andadera, quita del camino los tapetes con los que pueda tropezar.
  • Mantén las escaleras bloqueadas con una barrera o una valla.
  • Mantén cerradas las puertas.
  • Nunca transportes la andadera mientras el bebé esté adentro de ella.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

Sillas Para Comer

Sillas Para Comer

¿Cuándo se empiezan a sentar en sillas los bebés?

Alrededor de los 4-6 meses de edad.

¿Cuántos tipos hay?

Hay de dos tipos: Altas y portátiles.

Altas.

Lo primero es encontrar la adecuada, para esto, fíjate que cuente con lo siguiente:

Las más seguras son las que cuentan con arnés o correa de 5 puntos de seguridad (sobre los hombros, alrededor de la cintura y entre las 2 piernas). Lo importante es que no pueda levantarse una vez sentado y asegurado.

Que esté cómoda (va a estar sentado largos periodos de tiempo) y que cuente con descansa pies. Busca una con respaldo reclinable.

Que quepa en tu cocina.

Que éste fabricada con materiales resistentes, puedes incluso ponerle peso extra y si se resbala, deforma, o se mueve, entonces no es la adecuada (que el vendedor te haga una demostración). Que no tenga bordes filosos. Si es prestada o previamente usada, verifícala con mayor atención, checa uniones que no estén rotas.

Que sea fácil de limpiar, no tienes idea del alboroto que va a pasar sobre la silla. Algunas con mesita traen una cubierta desprendible especial para limpiarse rápido. Las totalmente de plástico, son más fáciles de limpiar.

La charola es para comer, no para sujetarlo. Fíjate que cuente siempre con las correas de seguridad y úsalas.

Mantén la silla alta alejada de cualquier punto de apoyo (muebles, paredes, ventanas, juguetes, etc.) para evitar que se empuje y pueda voltear la silla. Preferentemente, que tenga gomas antiderrapantes en las patas.

Si la silla es plegable, que cuente con trabas de seguridad y cada vez que la abras colócasela. Cuando éste sentado, que no alcance las partes movibles con las manos para que no pueda atorarse o lastimarse.

Algunas pueden convertirse en sillita y mesita de juegos para cuando tu bebé crezca.

Nunca dejes solo a tu bebé en la silla y revisa la condición de la misma regularmente.

Portátiles

Las más seguras son las que cuentan con arnés o correa de 5 puntos de seguridad (sobre los hombros, alrededor de la cintura y entre las 2 piernas). Lo importante es que no pueda levantarse una vez sentado y asegurado. La mayoría de las portátiles sólo cuentan con correa de la cintura, igual, no deben poder pararse.

Debe contar con agarraderas firmes, preferentemente metálicas con extremos de agarre antiderrapantes.

No la coloques sobre una mesa con superficie de vidrio o que esté suelta, ni que tenga un solo pedestal. Tampoco la coloques sobre una extensión de la mesa, ni sobre una mesa que esté puesta con mantel o individuales.

Siempre verifica la estabilidad y resistencia de la mesa o silla antes de sentar al bebé.

Sujeta siempre al bebé con las correas de la cintura y la entrepierna.

Procura sentarte junto a tu bebé al momento de comer.

Nunca dejes solo a tu bebé en la silla y revisa la condición de la misma regularmente.

¿Cuál es mejor?

Si cumple con los requerimientos de seguridad, la que más te acomode en tu espacio.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

Cuarto de Lavado

cs baños

No es un lugar para jugar o meter juguetes. De hecho, acostúmbralos a no entrar ahí.

Mantén todos los líquidos de limpieza fuera del alcance de los niños. Se recomiendan gavetas con llave.

Explícales en su medida que no deben entrar a ése cuarto y mucho menos tocar esos líquidos.

Nunca coloques líquidos de limpieza en otro envase que no sea el de ellos, mucho menos en envases de refresco, leche o jugos. Así evitarás que por error lo ingieran.

Los calentadores de agua no deben estar al alcance de los niños y deben estar bien sujetos a las paredes.

No coloques ningún líquido inflamable cerca de los calentadores de agua.

Dr. Carlos Armenta Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y Servicios de Salud

Cuna

cs cuna

La cuna más bonita no siempre es la más segura. No la coloques cerca de extensiones eléctricas, lámparas o cualquier objeto eléctrico conectado. Los cables deben estar enredados y sujetos en una altura donde un bebé no pueda alcanzarlos. Los barandales son lo más importante (distancia entre barandales de 6 centímetros como máximo y altura de 70 cms en su nivel más bajo).

Deben contar con mecanismo de cierre que no esté al alcance de los niños dentro de la cuna. Colchón que quede exactamente dentro de la cuna para evitar espacios donde pueda caber la cara o cabeza del bebé y provocar un accidente.

La mayoría de los colchones se hacen ahora con resortes interiores cubiertos de goma espuma y con una cubierta impermeable. No usar almohada hasta después del año o cuando su pediatra lo crea conveniente. Colocar protección interna alrededor de los barrotes para evitar golpes al dormir. Los bebés son muy inquietos y al dormir se mueven mucho y se golpean contra los barandales. Éste tipo de protección es acolchonada y se fija a los barandales. No usar acolchonamiento que no pueda fijarse a los barandales y pueda cubrir a un bebé (enrollarse). No ates artículos de un lado a otro en la parte superior del corralito, ya que el bebé podría enredarse y sufrir estrangulación. No coloque juguetes que puedan utilizar para escalar y treparse.

Dr. Carlos Armenta Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y Servicios de Salud

El Cuarto del Bebé

cuarto del bebe

Las cortinas y persianas son potencialmente peligrosas, ya que las cuerdas o cordones que se utilizan para doblarlas son causa de accidentes por estrangulación. Enrolla éstos y colócalos a una altura que no puedan alcanzar.

No coloques muebles cerca de las ventanas. A los niños les gusta trepar y podrían caerse.

Instala seguros para ventanas. Estas previenen que una ventana pueda abrirse lo suficiente para que quepa un niño y permiten la entrada de aire fresco.

Todos los cajones deben tener seguros, sobre todo los que contienen medicamentos u objetos filosos y pequeños. Recuerda que pueden usar los cajones como escaleras.

Los cambiadores deben tener barandales en 3 de sus cuatro paredes y también contar con una correa sujetadora, así evitarás que rueden y se caigan. No te confíes, los bebés pueden ser muy rápidos y ganarte.

Los conectores de energía eléctrica deben estar cubiertos con protectores especiales.

El closet del cuarto no debe tener ganchos de alambre, bolsas de plástico o cualquier objeto con partes pequeñas que puedan introducirse en la boca.

No coloques espejos de pared, pueden tirarlos.

Si el cuarto es de ventanales, usa una película de seguridad transparente para evitar que se estrelle y fragmente el vidrio en caso de un golpe. Coloca calcomanías de colores a la altura de los ojos para que no corran a través de los ventanales.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

 

Fuego

cs fuego

Instala detectores de humo y fuego en cada cuarto o por lo menos en cada piso.

Checa los detectores cada mes y cambia las baterías por nuevas cada 6 meses.

Localiza las salidas de incendio, mangueras contra incendios, alarmas contra incendios y de ser posible, traza o conoce el plan de evacuación en caso de incendio en casa, oficinas o departamentos.

Todo aquello que produzca fuego (endendedores o cerillos), deben estar en un cajón con seguro y alejado de los niños.

Enséñales a tus hijos los peligros y virtudes del fuego, que no le tengan miedo pero si respeto. El fuego es una herramienta, no un juguete.

Enséñales a que no coloquen ropa húmeda a secar sobre focos o calefactores y a no tocar éstos.

Designa un área segura de distancia en chimeneas u hornos o calefactores de madera, una chispa puede brincar y quemar su ropa. Se recomiendan 90 centímetros de distancia.

No los dejes cocinar solos, ni siquiera encender la estufa.

No los dejes colocar estampas en contactos eléctricos.

Enséñales a apagar los aparatos eléctricos que no estén usando, así como la luz de las recámaras cuando salgan.

No sobrecargues los contactos eléctricos con muchos aparatos.

No conectes aparatos o luces de dudosa procedencia o de materiales baratos comprados en la calle.

No cubras cables eléctricos bajo la alfombra o en lugares donde camine mucha gente, deben ir pegados a la pared rodeando la habitación. El pisar los cables continuamente los puede fracturar e iniciar un incendio.

Sobrecalentamiento, olores inusuales, chispas y tronidos son signos de alarma que hay que tener en cuenta.

Si tienes chimenea, no acerques ningún mueble, cortina o cualquier objeto a menos de 90 cms. Usa una barrera para fuego para evitar chispas y dale mantenimiento cada año antes de usarla.

Crea un plan de escape de cualquier habitación de la casa. Avisa a todos estar pegados al piso durante la evacuación por fuego y nunca abrir puertas que estén calientes. Designa un punto de reunión fuera de la casa.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

Baños

cs-baos

Nunca hay que dejar solos a los niños en los baños, si por alguna razón es urgente que salgas, envuelve a tu niño en una toalla y sácalo contigo.

Tampoco dejes de sostener o agarrar a un niño mientras lo bañas. Que sienta que los estás vigilando.

Si se están bañando juntos, no salgas cargándolo. Primero sal tu, te secas y después lo sacas; o pide ayuda para sacarlo primero.

En los baños no se juega, corre o brinca. Tampoco se meten juguetes y menos pelotas.

Nunca dejes agua en una tina o recipiente grande. Aún con poco agua, un bebé puede ahogarse. Coloca candados de seguridad en los escusados.

No calientes el agua a más de 45°C. La piel de los niños es más sensible al calor, lo que para un adulto es tibio, a un niño lo puede quemar.

Siempre coloca un tapete antiderrapante en tinas, bañeras y regaderas. También puedes usar estampas antiderrapantes.

Cuando un jabón se hace pequeño, un niño pequeño puede introducírselo en la boca y ahogarse.

Coloca seguros en la puertas de gabinetes, cajones y puertas de los baños.

La puerta de entrada del baño debe contener cerraduras especiales que permiten que se abran sin llaves en caso de emergencias. Nunca dejes cerrado con llave ésta puerta. Puedes colocar otro tipo de seguros fáciles de alcanzar si necesitas privacidad.

Retira de la cercanía de la tina todo aparato eléctrico, jabones, shampoos y navajas de rasurar.

No tomes pastillas frente de los niños, ellos imitan.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud

Sala

Es el lugar ideal para colocar todo aquello que te encanta, cuando tengas niños pequeños, no lo hagas, sobre todo si son frágiles. Un niño pequeño es difícil que entienda el valor económico o sentimental de las cosas, por eso aunque trates de explicárselo, no lo entenderá y querrá jugar con todo lo que pueda alcanzar. Aleja plantas y tierra, objetos pesados, vidrios (mesas y adornos).

Escoge sofás y sillones con relleno y cubierta resistentes al fuego.

Coloca los aparatos eléctricos contra la pared para que tu bebé no pueda pasar por atrás de ellos.

Dr. Carlos Armenta

Pediatra – Neonatólogo – Mtro. Administración y  Servicios de Salud